Tecnología

Detalles que debes de tener en cuenta a la hora de comprar el televisor con la mejor calidad de imagen

televisor LG
Escrito por Redacción TICbeat

Basarse solo en la alineación de subpíxeles RGB es una forma demasiado simplista para determinar la calidad de un televisor. Aquí te mostramos todas las claves.

Todavía estás a tiempo de incluir un nuevo televisor a la carta de Papá Noel o de los Reyes Magos. Pero si lo haces, asegúrate de indicar que esta sea capaz de ofrecer la mejor calidad de imagen aplicando las últimas tecnologías.

Durante los dos últimos años se ha incrementado la presencia de pantallas 4K UHD incluso en gamas de entrada. Esto indica que los procesos de fabricación de este tipo de paneles se han estandarizado y su coste de fabricación no es tan elevado como lo era hace algunos años.

El simple hecho de que un televisor sea 4K UHD solo afecta al recuento de píxeles que hay en esa pantalla, pero no hace referencia alguna a su calidad, ni a las tecnologías asociadas a la gestión de esos píxeles. El diablo está en los detalles y es a ellos a los que debe prestarse especial atención para estar seguros de que te llevas a casa un televisor que realmente te muestra la mejor calidad de imagen.

Añade luz a las imágenes con un cuarto subpíxel

Tradicionalmente, las pantallas de los televisores han usado matrices de tres subpíxeles RGB (rojo, verde y azul) para formar un solo píxel ya que gracias a la combinación de esos tres colores es posible obtener cualquier color dentro del espectro visible.

En esa matriz de subpíxeles RGB, cada uno de ellos ocupa el 33,3% del espacio destinado a un solo píxel de la pantalla. El problema es que, al filtrar la luz blanca que se necesita para obtener cada uno de esos colores, se pierde hasta el 70% del brillo de la luz de origen. Es decir, que cuando estás viendo una imagen en tu televisor LED LCD, en realidad, solo estás viendo en torno a un 30% de la luz que realmente genera la retroiluminación del televisor.

Este sistema basado en píxeles RGB es claramente ineficiente en términos de brillo, por lo que para continuar avanzando hacia televisores más eficientes energéticamente y ecológicos que sean capaces de ofrecer mejor calidad de imagen, LG añade un cuarto subpíxel blanco a la matriz RGB tradicional.

Píxeles RGB

Este cuarto píxel es la clave para conseguir una mejor calidad de imagen ya que permite aumentar el brillo total de la imagen hasta en un 38%, sin que ello afecte a la combinación de colores que se produce en los tres píxeles RGB y optimizando el consumo energético ya que ahora se obtienen imágenes más brillantes y contrastadas aprovechando hasta el 60% de la luz de origen, en lugar de usar solo el 30% que permitía la matriz RGB convencional.

Gracias al añadido de este cuarto subpíxel se logra ampliar la cobertura del color que ofrecen los televisores LG de 2018 mejorando en términos de contraste, el brillo y la saturación.

Espacios de color más amplios

La mejora en la calidad de los píxeles que utilizan un subpíxel blanco adicional se refleja directamente en la mejora de la representación de colores que permite cubrir espacios de color a los que la matriz de colores RGB tradicional difícilmente alcanzaría. En resumen, estos paneles son capaces de mostrar un mayor número de tonos de color que los paneles que utilizan la matriz RGB tradicional.

Por qué los proyectores de LG pueden ser el mejor regalo que puedes hacer estas estas Navidades

Buena prueba de ello lo encontramos a la hora de representar los espacios de color más utilizados en la industria del cine, como el BT 709 o el BT 2020, en los que se muestra una gama de colores mucho más amplia.

Los televisores OLED 4K de LG reproducen el espacio de color BT 2020, por lo que son capaces de mostrar exactamente los mismos colores que el creador de la película o serie que estás viendo estableció, logrando así una precisión y fidelidad de color absoluta.

Tecnologías que marcan la diferencia

Además de ser capaces de ofrecer imágenes más brillantes y contrastadas gracias a la utilización de un cuarto píxel que le aporta el extra de luminosidad, también juegan un papel importante otras tecnologías relacionadas con la precisión de los colores.

Es el caso de WCG (Wide Color Gamut), que permite al panel trabajar en los espacios de color que mencionábamos antes, o el soporte a los estándares HDR, que permite leer y mostrar de forma precisa la configuración de color exacta que ha establecido su creador. Sin interpretaciones.

Toda la gama de televisores LG de 2018, incluyendo los Super UHD 4K Nanocells, UHD 4K TV de LG y, por supuesto, los televisores OLED de LG, cuentan con un amplio soporte para distintos formatos HDR, algunos de ellos tan especializados en el ámbito cinematográfico como es el HDR de Technicolor. Esto garantiza la máxima precisión a la hora de mostrar los colores que estableció su creador.

Imagen HFR

Otra de las tecnologías que marcan la diferencia a la hora de ofrecer una mejor calidad de imagen es el HFR (High Frame Rate) que permite mostrar imágenes con un movimiento mucho más nítido y fluido ya que han sido tomadas a 100 fotogramas por segundo en lugar de hacerlo a 50. El resultado es más información en cada imagen para que el televisor sea capaz de mostrarla con mayor precisión y calidad sin dejar nada al azar.

Un cerebro potente para gestionarlo todo

El uso de todas estas tecnologías de HDR, HFR, Wide Color Gamut, o el uso de paneles con una profundidad de color de 10 bits (e incluso de 12 bits en el caso de Dolby Vision) en lugar de usar paneles de 8 bits, marcan la diferencia en términos de calidad de imagen tiene una consecuencia directa: aumentan la cantidad de datos que debe gestionar el televisor.

Estos son los tipos de HDR incluidos en los LG OLED de 2018

Para que todos esos datos lleguen a buen puerto y realmente se obtenga una mejora final en la calidad de las imágenes, es imprescindible contar con un procesador potente capaz de procesar esa gran cantidad de información necesaria para que cada imagen sea técnicamente perfecta.

Los televisores OLED C8 LG de 2018 y superiores cuentan con el nuevo procesador Alpha 9. Una auténtica bestia de la tecnología que permite procesar directamente desde la antena toda la información relacionada con los distintos estándares HDR, HFR, WCG en el espacio de color BT 2020 y, además, mejorar la experiencia sonora ofreciendo sonido Dolby Atmos.

Dolby Atmos

Como puedes ver, obtener la mejor calidad de imagen en tu televisor no solo se reduce a usar un determinado número de subpíxeles, sino que es mucho más amplio que eso y abarca a diferentes áreas que van aportando su granito de arena al conjunto en el que se suman todos estos factores para obtener una calidad de imagen en los televisores inédita hasta la fecha.

4K UHD certificado por entidades independientes

La estandarización del mercado permite una mayor protección para el usuario y evita que los fabricantes puedan utilizar trucos y artimañas para hacer pasar sus productos por otros con prestaciones de mayor calidad.

Asegurar esa calidad y fiabilidad es competencia de las entidades certificadoras independientes, que analizan y certifican que los distintos productos cumplen con los estándares requeridos para la tecnología que afirman equipar, garantizando que el usuario obtiene la tecnología que el fabricante anuncia.

certificados de tecnología

Entidades de certificación como UL en Estados Unidos, Intertek en Reino Unido, la prestigiosa TÜV en Alemania o Eurofins a nivel europeo se encargan de esa certificación que garantizan la fiabilidad de los productos.

Esta última es especialmente estricta ya que no solo certifica que la pantalla cumpla con las especificaciones necesarias para ser considerada como 4K, sino que va un poco más allá y también analiza la compatibilidad de las pantallas para reproducir el rango completo de tecnologías relacionadas con la gestión y optimización de las señales UHD (WCG, HDR, HFR, etc.) desde distintas fuentes (HDMI, antena, streaming, etc).

Háblale a tu TV, la Inteligencia Artificial real llega a los televisores de LG

El rigor y la fiabilidad que ofrecen certificaciones externas como la que otorga Eurofins con su sello contrasta con la laxitud de las certificaciones obtenidas por las empresas de autocertificación en las que son los propios fabricantes los que realizan sus propias pruebas en las que, lógicamente, siempre salen bien parados.

Por ese motivo, es importante fijarse en las certificaciones que ha obtenido el televisor que vas a comprar. Si estas certificaciones están respaldadas por las entidades de certificación independientes, puedes estar seguro de que ese televisor cumple exactamente con los estándares tecnológicos que anuncia.

Ofrecido por LG

Sobre el autor

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.