En las primeras pruebas, el bot fue puesto a prueba en 4000 rondas diferentes del juego The Resistance: Avalon, en la que demostró vencer constantemente a los jugadores humanos. El siguiente paso de los investigadores es desarrollar formas de enseñar al bot a comunicarse con los humanos durante una partida mediante el uso de texto simple.