Tecnología

Así ha declarado Sundar Pichai, CEO de Google, frente al Congreso estadounidense

Así ha declarado Sundar Pichai, CEO de Google, frente al Congreso estadounidense

El día ha llegado: hoy Google, mediante la representación de su CEO Sundar Pichai, se ha visto obligado a comparecer frente al Congreso estadounidense, que examinará el posible sesgo y la necesidad de una mayor transparencia con respecto a las prácticas de filtrado del gigante tecnológico.

El CEO de Google, Sundar Pichai se ha sentado hoy frente al comité judicial de la Cámara de Representantes estadounidense para una audiencia titulada: Transparencia y responsabilidad: Examinar Google y sus prácticas de recopilación de datos, uso y filtrado.

Los republicanos insisten que existe un sesgo liberal por parte de la compañía incrustado en el nivel algorítmico, mientras que el pasado verano Donald Trump acusaba al buscador de suprimir las voces de los conservadores y ocultar información. Ya por aquel entonces la tecnológica rechazó la acusación y respondió que “la búsqueda no se usa para establecer una agenda política y no sesgamos nuestros resultados hacia ninguna ideología política”.

Google registra dos patentes para convertir tu casa en una mina de datos

Otros expertos como Joe Westby, investigador de Amnistía Internacional sobre Tecnología y Derechos Humanos, anticipaban que Google debería dar explicaciones por proyectos como Dragonfly, el buscador censurado que la multinacional planea lanzar en China. “¿Cómo puede Google compaginar el proyecto Dragonfly con sus compromisos en materia de derechos humanos? ¿A Google le importan más los beneficios que las personas?”, apuntaba ayer el experto.

La BBC recogía otros asuntos polémicos que el CEO de Google debía abordar en su comparecencia de hoy. Entre ellos, la forma en la que maneja los ingentes volúmenes de datos, algo especialmente relevante teniendo en cuenta que ocho de los servicios de la tecnológica tienen más de mil millones de usuarios cada uno: YouTube, el navegador Chrome, Gmail, Google Maps, Drive, las tiendas de Android y Google Play y, por supuesto, su motor de búsqueda. Además, el pasado agosto se informaba de que se estaba rastreando las ubicaciones de sus usuarios, incluso cuando estas estaban desubicadas.

Algunas otras controversias fueron la brecha de datos que implicó el fallo de seguridad en la red social Google+ a principios de este año y que aceleró el cierre del servicio, exponiendo datos personales de más de 52 millones de personas. Su influencia extraordinaria en la generación de opinión pública es otro de los motivos de escrutinio, ya que Google controla el 92% del tráfico de búsqueda global según la herramienta de análisis StatCounter. Otras prácticas criticadas han sido las medidas tomadas contra los escándalos de acoso sexual y consideradas escasas y poco transparentes.

3 claves de la comparecencia de Sundar Pichai sobre la transparencia de Google

  • Negó la parcialidad política: El CEO de Google rechazó que la compañía sea afín a las corrientes políticas más progresistas, tal y como señalaban algunos legisladores y medios de comunicación críticos, principalemnte procedentes del bando republicano. Ante el Comité Judicial Pichai aclaraba lo siguiente: “Dirijo esta empresa sin prejuicios políticos y trabajo para garantizar que nuestros productos continúen funcionando de esa manera. Si lo hiciera, iría en contra de nuestros principios fundamentales y nuestros intereses comerciales”.
  • Rechazó planes de desembarcar en China: En medio de la polémica generada por el proyecto Dragonfly, Pichai afirmaba en su declaración bajo juramente que Google no tiene planes para lanzar un buscador en China. “Apostamos y apoyamos la libertad de expresión y los derechos humanos, y por ahora no hay ningún plan en ese país”, declaró el CEO. El medio The Intercept citó documentos internos de Google el pasado mes de agosto que aseguraban el relanzamiento del motor de búsqueda en el país asiático con veto a páginas web para sortear el bloqueo, impidiendo que los usuarios chinos tuviesen acceso a información como derechos humanos, religión y protestas pacíficas. Eso sí, pese a negar el interés actual, Pichai reconoció que más de 100 empleados de Google han llegado a participar en el desarrollo de este servicio de búsqueda.
  • Ha explicado por qué al teclear la palabra “idiota” sale Donald Trump: Pichai ha negado intervenir cualquier tipo de resultado de búsqueda de forma manual, explicando que al escribir una palabra clave la compañía ha rastreado y almacenado copias de miles de millones de páginas web de forma automática, gracias a sus algoritmos. “Comparamos la palabra clave con las webs y la clasificamos según más de 200 parámetros como la importancia, la novedad, la popularidad o la forma en que otras personas la están usando, y según eso, clasificamos y encontramos los mejores resultados para esa consulta”. El CEO insistió en cómo se completa el proceso, argumentando que evalúan los procesos con calificadores externos de acuerdo a pautas objetivas.

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.