La batería ha sido uno de los grandes problemas de los teléfonos móviles hasta hace relativamente poco tiempo. Los fabricantes han ido aumentando la capacidad de las mismas a la vez que se han sacado de la manga sistemas de carga muy rápida. Ahora, queda empezar a optimizar todos los componentes del móvil para que gasten menos batería, y eso es lo que se conseguirá con el control DC Dimming.

Diferentes fabricantes están probando sistemas de DC Dimming en sus dispositivos, pero… ¿qué es? Antes de ver qué es es el DC Dimming, hay que hablar sobre las propias pantallas y su funcionamiento, en concreto sobre el brillo. Y es que, tanto en las pantallas LCD como en las OLED, la técnica para modular el brillo se llama ”modulación de ancho de pulso”, o PWM.

Básicamente, si tenemos el brillo al máximo, se trata de una tecnología que enciende y apaga la pantalla de forma muy rápida, imperceptible, y con una velocidad diferente en función de si queremos el brillo al máximo o más bajo. A continuación, os dejamos un diagrama de xda-developers en el que podéis ver los diferentes pulsos de luz para controlar el brillo:

Brillo

Bien, el problema viene con las pantallas OLED. Estos paneles encienden y apagan cada pixel de manera individual, lo que produce que algunos tarden más en responder y, además, cuando bajamos el brillo se producen una especie de parpadeos en la imagen. Sí, las pantallas OLED cada vez son mejores y están más presentes tanto en la gama alta como en la gama media, pero de gama alta o baja, todas tienen el mismo problema: parpadeos cuando el brillo baja. Y esto puede provocar fatiga visual.

Ahí es donde quiere entrar la tecnología DC Dimming que están empezando a probar algunos fabricantes. Básicamente, se trata de un cambio en el funcionamiento de las ”bombillas” de las pantallas de los móviles, ya que en lugar de apagarse y encenderse para emitir más o menos brillo, funcionarán como una especie de potenciómetro, con una escala de energía para iluminar la pantalla que va subiendo o bajando en función de la luz ambiental.

De este modo, no hay pulsos de luz, como en la tecnología actual, sino que la fuente se mantiene constante, pero el brillo que emite cada una de las bombillas es menor. Al no haber pulsos de luz, no se produce parpadeo y la frecuencia de las pantallas no varía, tengamos el brillo al 100% o al 25%.

Lo bueno es que esto es una simple decisión de software, y móviles como el Black Shark 2 ya lo implementan, así como el Xiaomi Mi 9 en un futuro. Ahora, Oppo y OnePlus han afirmado que quieren utilizar la tecnología DC Dimming en sus móviles OLED para mantener la frecuencia de la imagen con el brillo bajo, algo que también ayuda a mejorar el consumo de batería al ser un brillo más inteligente que, de verdad, baja al 50% cuando lo queremos, y no solo se limita a emitir la mitad de pulsos de luz a toda potencia.