La DGT ha comunicado cuál fue su recaudación en 2019, un año en el que tramitó 4,6 millones de multas -un 10% más que en el ejercicio anterior-, y de las que obtuvo 386 millones de euros. Los datos han sido comunicados por el propio Pere Navarro, director general de Tráfico, ante la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados de cara a la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado para el año 2021.

“La DGT es un organismo recaudador”, afirmaba Navarro. Pero, ¿cómo se recauda ese dinero? Según los datos facilitados, la DGT pone una media de 12.600 multas al día en las carreteras de su competencia, que son unas 525 sanciones a la hora; el 68% de ellas se paga en el plazo voluntario de 20 días naturales a partir de la notificación. Esto supone un descuento del 50% sobre el importe total de la multa.

La forma de pago está repartida de esta forma: el 43% se paga a través de Internet o vía telefónica, el otro 43% en entidades bancarias y tan solo el 14% restante se paga por correo postal.

¿Cuál es el radar que más recauda?

Uno de los radares que más multa en España es fijo y está situado en el punto kilométrico 478.100 de la AP-7 (provincia de Valencia), que recauda casi seis millones de euros, así como el radar de tramo ubicado en la AP-6 a la altura de los túneles de Guadarrama -según datos recopilados por Europa Press-, entre otros.

Para 2021, Pere Navarro ha asegurado que la DGT comprará 75 radares más, por lo que contaremos con 1.400 radares en España -fijos, de tramo y móviles-. También añadirán 28 drones – de los cuales 8 irán para formación- para un total de 40 unidades y se plantarán ampliar el número de cámaras de alta definición para controlar el uso del cinturón de seguridad, por ejemplo.

Con esto, la DGT espera recaudar para el próximo año cerca de 355 millones de euros, que será un 8% menos que el año pasado. Por otro lado, la recaudación de la DGT en 2020 continúa siendo un misterio, dado que la pandemia ha reducido drásticamente los desplazamientos por carretera y por ende, las multas.

*Artículo original publicado por Rebeca Álvarez en Topgear.es