Tecnología

¿Cuál es mejor: blockchain, hashgraph, DAG o holochain?

El increíble valor de negocio del blockchain, cuya inversión ha crecido un 280% en 2018

¿Quieres conocer las características básicas de blockchain y algunas de sus alternativas como DAG, hashgraph o holochain? A continuación, y de la mano de una infografía, os las contamos.

El 65% de empresas mundiales con más de 10.000 empleados están considerando o participando activamente en el despliegue de blockchain, según un reciente estudio. Con ello no es de extrañar que el gasto en este tipo de tecnologías se duplicara en 2018, con la previsión de alcanzar los 11.700 millones de dólares para 2022, de acuerdo a IDC. Un éxito sin igual que se debe a la tendencia creciente a modelos descentralizados de transacciones y registros documentales, frente a los clásicos e inseguros sistemas de toda la vida.

El increíble valor de negocio del blockchain, cuya inversión ha crecido un 280% en 2018

Sin embargo, aunque blockchain sea la cadena de bloques más conocida del mercado, no es la única alternativa existente. De hecho, ni tan siquiera es la mejor tecnología en estos momentos, ya que su carácter pionero le pasa factura a la hora de escalar o de gestionar miles de transacciones por segundo de manera efectiva y veloz.

¿Quieres conocer las características básicas de blockchain y algunas de sus alternativas como DAG, hashgraph o holochain? A continuación, y de la mano de una infografía creada por 101blockchains, os las contamos:

Blockchain

Blockchain es el sistema más utilizado en estos momentos, el más popular a raíz del éxito de plataformas como bitcoin o Ethereum que utilizan esta cadena de bloques como base de sus transacciones desde 2008. Hablamos de un sistema que utiliza mineros para acuñar nuevos tokens a través de diferentes mecanismos de consenso, con pode de posponer cualquier operación o cancelarla por completo.

Eso sí, los datos están estructurados en bloques en orden de transacciones, muy limitado desde el punto de vista de la escalabilidad, así como del rendimiento en términos de transacciones por segundo.

DAG

A diferencia de blockchain y hashgraph, con DAG (existente desde 2015 y usado ya por la redes NXT, Tangle y ByteBall) al menos dos transacciones anteriores validan el éxito para lograr consenso. La estructura de datos se gestiona a través de gráficos acíclicos dirigidos, los cuales mejoran tanto la escalabilidad como el número de transacciones por segundo que ofrecen las dos alternativas anteriores.

Holochain

En este último caso, nos encontramos con una tecnología en la que los nodos se ejecutan en cadenas individuales, de modo que no hacen falta mineros para validar cada una de las transacciones. Además, como cada nodo procesa su propio registro, holochain -cuya primera versión vio la luz en mayo del pasado año- ofrece una escalabilidad y velocidad ilimitadas.

Holochain: la tecnología que puede revolucionar Internet y devolvernos la privacidad

En cuanto a la estructura de datos, éstos se distribuyen entre varios nodos dentro de la plataforma, evitando así cualquier tipo de problemas de congestión de la red.

Hashpraph

Una opción todavía más participativa que blockchain es hashgraph, donde es una votación virtual la que asegura que las transacciones sean seguras y validadas por la mayoría. Este tipo de mecanismos de consenso único reducen la carga computacional y, por lo tanto, ofrecen una alta escalabilidad y un buen ratio de transacciones por segundo. Existente desde agosto de 2018, es una de las opciones más recientes en el mercado, aunque ya es utilizada por redes como Swirlds o NOIA.

*Infografía e información: 101blockchains

Te recomendamos

Sobre el autor

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y ganador del European Digital Mindset Award 2019.