Tecnología

¿Contribuyes al cambio climático usando Netflix?

¿Contribuyes al cambio climático usando Netflix?

Puede que pienses que quedarte en casa viendo Netflix no implica huella de carbono, pero un nuevo informe del Proyecto Shift explica cómo contribuye la tecnología de streamning al cambio climático.

En la actualidad existen herramientas que permiten comprobar la huella de carbono que generas mediante el uso de Internet y las redes sociales, pero hoy nos centraremos en el apartado del streaming. Puede que todos esos maratones de Netflix o noches de palomitas disfrutando de tu episodio semanal de HBO contaminen más de lo que piensas, contribuyendo al fenómeno del cambio climático.

Un informe reciente del Proyecto Shift con sede en Francia titulado “Crisis climática: el uso no sostenible del video en línea”, las tecnologías digitales son responsables del 4% de las emisiones de gases de efecto invernadero, un uso de energía que aumenta en un 9% al año.

“Almacenados en centros de datos, los videos se transfieren a nuestros terminales (PC, teléfonos inteligentes, televisores conectados, etc.) a través de redes (cables, fibra óptica, módems, antenas de redes móviles, etc.): todos estos procesos requieren electricidad cuya producción consume recursos y generalmente implica emisiones de CO2 “, señala el informe.

Por ejemplo, ver un programa de media hora implica 1.6 kilogramos de emisiones de dióxido de carbono, dijo a la AFP Maxime Efoui-Hess de Shift Project. Eso es como conducir 6,28 kilómetros. En la Unión Europea, el proyecto Eureca descubrió que los centros de datos allí usaron un 25% más de energía en 2017 en comparación con solo tres años antes, según informa la BBC.

El científico principal del proyecto, Rabih Bashroush, calculó que 5 mil millones de descargas y transmisiones de la canción “Despacito” de 2017 consumieron tanta electricidad como la que usaron los países de Chad, Guinea-Bissau, Somalia, Sierra Leona y la República Centroafricana en un solo año.

En cuanto a las expectativas futuras, se espera que el uso de vídeo online se cuadruplique entre 2017 y 2022 y represente el 80% de todo el tráfico de Internet para 2022, según las proyecciones de CISCO. Para entonces, alrededor del 60% de la población mundial estará online.

¿Qué puedes hacer?

Aunque no renuncies a disfrutar de Netflix y otros servicios de streaming, hay cosas que puedes hacer para ayudar a disminuir el impacto de tu huella de carbono.

Una de las claves es practicar una buena higiene digital. “¿Realmente necesita cargar 25 imágenes de lo mismo en la nube? Cada foto, cada vídeo tiene una copia de seguridad constante, por razones de seguridad, y eso consume energía cada vez. Si en cambio elimina algunas cosas aquí y allá, puedes ahorrar energía”, subraya Lutz Stobbe, que investiga el impacto ambiental de la tecnología de la información y las telecomunicaciones en el Instituto Fraunhofer para la Confiabilidad y la Microintegración en Berlín.

Estos son otros consejos para generar menos emisiones con tu consumo de streaming.

  • Deshabilita la reproducción automática para vídeo a través de su navegador y en las redes sociales.
  • Usa Wi-Fi en lugar de redes móviles.
  • Opta por ver series y películas en la pantalla más pequeña que puedas. Los smartphones tienen mayor eficiencia energética que los televisores o los portátiles.
  • Apaga tu Wi-Fi en casa si no estás usando sus dispositivos.
  • No uses vídeos de alta definición en dispositivos pequeños. No percibirás la diferencia.

Fuente | Mother Nature Network

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.