Tecnología

Cómo saber si merece la pena financiar los regalos de Navidad con tarjeta de crédito

Cómo saber si merece la pena financiar los regalos de Navidad con tarjeta de crédito

Desde el comparador financiero HelpMyCash.com explican cuáles son las principales ventajas de abogar por el uso de una tarjeta de crédito para épocas de mayor gasto como suele ser la Navidad, así como los principales riesgos y advertencias.

Son muchas las personas que recurren a las tarjetas de crédito para abonar su compra de regalos navideños en cuotas mensuales. Como todo gasto o inversión, recurrir a este método conlleva beneficios pero también riesgos, por lo que es importante tener en cuenta determinados criterios y en todo caso, financiarse de forma responsable. Cabe tener en cuenta que según un estudio de Deloitte, el año pasado en España gastamos de media 554 euros en Navidad. 

¿Qué es la ley de los cinco regalos y cómo usarla esta Navidad con tus hijos?

Lógicamente, no debes perder de vista que cada operación que realices con este plástico tendrá un coste adicional, ya que se tendrán que pagar intereses. De acuerdo con el último informe publicado por el Banco de España, el coste medio de financiar una compra con una tarjeta de crédito es del 18,34%. Atendamos pues a los consejos del comparador financiero HelpMyCash.com para no sobreendeudarnos.

Recomendaciones para usar la tarjeta de crédito de forma responsable y no sobreendeudarte

  • Prepara un presupuesto: Realiza una lista detallada con la cantidad de dinero que deseas dedicar a cada partida -regalos, transporte, comidas-. Saber qué gastos financiarás y cuáles pagarás al contado te otorgará más control. Recuerda que aquello que pagues con tarjeta debe ser residual o menor, en lugar de usarlas como una forma de financiación habitual. 
  • Selecciona la fórmula de pago: Existe una amplia amalgama de formas de pago aplazado -fijo, porcentual, por plazo-. La modalidad pouede modificarse por teléfono o recurriendo a la banca online. Lo más importante a la hora de elegirla es considerar que debe ser una mensualidad lo suficientemente baja como para no desequilibrar nuestra economía, pero lo suficientemente alta para que no se alargue demasiado en el tiempo y no genere una cantidad excesiva de intereses. Algunas tarjetas permiten devolver el dinero con unas cuotas mensuales muy reducidas, pero alarga mucho la amortización de la deuda y la operación acaba saliendo muy cara, por lo que tampoco son aconsejables
  • Plazos recomendados inferiores a doce meses: Desde el comparador ponen el ejemplo de una compra de 300 euros con el interés medio de las tarjetas (18,34%), qye generaría 9,2 euros en intereses si la financiamos fuese a tres meses. En cambio, generaría 30,6 euros e  intereses a 12 meses. Cuanto menor sea el plazo, menos intereses abonarás. Así también evitarás que el reembolso navideño se solape con otras épocas de pico de gastos como vacaciones o Semana Santa. 
  • Modalidad de reembolso, una opción nada desdeñable: A esta modalidad se le llama comúnmente pago fácil y suele tener condiciones más ventajosas que el pago aplazado genérico. Constituye una alternativa buena para usar la tarjeta de forma puntual. 
  • Calcula el pago total para saber si merece la pena: Si por ejemplo vas a tener que desembolsar 100 euros en intereses por financiar una compra de 300 euros, no merece la pena. Si en cambio son 20 o 30 euros, puede que te compense. Debes sopesar un equilibrio entre la facilidad de pagarlo mensualmente y los intereses. 

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.