Este 16 de julio se ha cumplido el 50 aniversario del lanzamiento del Apolo 11, la nave en la que Neil Armstrong y Buzz Aldrin viajaron para convertirse en los primeros humanos en pisar la Luna.

En los años transcurridos desde ese momento, el programa espacial de EEUU ha sido testigo de muchos otros logros: el aterrizaje de una nave espacial en Marte, el lanzamiento del telescopio Hubble, o la ocupación permanente de la Estación Espacial Internacional.

También ha logrado mejorar la experiencia culinaria de los astronautas. Aunque los cosmonautas actuales siguen ingiriendo alimentos empaquetados, su comida tiene mucha más variedad y sabor que la que comieron Armstrong y Aldrin en 1969.

En 1962 John Glenn fue el primer estadounidense en comer en el espacio: salsa de manzana en tubo

John

Glenn también comía puré de carne y verduras. Museo del Aire y del Espacio de EEUU.

La primera persona que comió en el espacio exterior (y el primer humano en llegar allí) fue el soviético Yuri Alekseyevich Gagarin, quien orbitó la tierra a bordo del Vostok 1 en abril de 1961. Gagarin comió carne de res y pasta de hígado exprimida de un tubo, seguida de salsa de chocolate para postre .

La comida de John Glenn a bordo de Friendship 7 en febrero de 1962 fue igualmente poco apetecible. El astronauta consumió puré de manzana y puré de carne de res y verduras de un tubo similar al de la pasta de dientes. También bebió tabletas de azúcar disueltas en agua.

1965: La NASA deshidrata los alimentos y los sella en bolsas de plástico

Comida NASA

Una variedad de comidas deshidratadas en bolsas de plástico diseñadas para astronautas de la NASA en 1963.Ralph Morse / La colección de imágenes LIFE / Getty Images

El programa Gemini de la NASA realizó su primer vuelo tripulado en 1965. En preparación para ese lanzamiento, la NASA comenzó a deshidratar alimentos y a sellarlos en bolsas de plástico. Las bolsas se etiquetaron con instrucciones sobre cómo rehidratar los alimentos en el espacio con agua.

Los alimentos preparados para los astronautas de Géminis incluían huevos revueltos, camarones con salsa de cóctel, pollo al curry y pudín de arroz con pasas. Las bebidas incluían café, zumo de uva y leche.

Como en ausencia de gravedad sus cuerpos gastaban menos energía, las comidas contenían menos calorías en comparación con lo que los astronautas estaban acostumbrados a comer en la Tierra. En promedio, los alimentos contenían un 17% de proteínas, un 32% de grasa y un 51% de carbohidratos.