Tecnología

Cómo está afectando el coronavirus a las principales economías mundiales

Cómo está afectando el coronavirus a las principales economías mundiales

El indicador preliminar del PMI compuesto de la eurozona, que mide la actividad del sector privado manufacturero y de servicios, se ha hundido hasta los 31,4 puntos en marzo desde los 51,6 de febrero, su nivel más bajo desde que en 1998 comenzaron los registros.

Hasta ahora, las informaciones sobre el impacto del coronavirus en la economía se han centrado en previsiones y estimaciones de hasta dónde pueden llegar sus efectos. En China, donde comenzó el brote, ya se han publicado datos macroeconómicos concretos que revelan la magnitud del parón económico que ha provocado la pandemia, mientras que el resto del mundo ha permanecido a la espera de conocer las primeras consecuencias del virus.

La espera ha concluido este martes. IHS Markit ha dado a conocer el indicador preliminar de los datos de actividad manufacturera, comercial y compuesta de la eurozona, Alemania, Francia, Reino Unido, Japón, Australia y EEUU, y los resultados muestran claramente el frenazo que está suponiendo el coronavirus en sus respectivas economías. Los datos definitivos se publicarán el 1 de abril, incluyendo los de España, para los que no se elabora un indicador adelantado.

Los indicadores de actividad manufacturera, de servicios y compuesta que publica Markit a partir de una encuesta a las empresas más destacadas a partir de los datos de producción, de entrada de nuevos pedidos, de sus niveles de precios y de ocupación laboral. El resultado se expresa en puntos, de modo que cualquier dato por debajo de 50 puntos significa contracción económica y por encima de esa cifra equivale a expansión.

La eurozona, en mínimos históricos

En el caso de la eurozona, el indicador preliminar del PMI compuesto, que mide la actividad del sector privado en su conjunto, se ha hundido hasta los 31,4 puntos en marzo desde los 51,6 de febrero, su nivel más bajo de su serie histórica, que comienza en 1998. Markit ha asegurado que este retroceso se traducirá en una caída trimestral del PIB de la zona euro del 2% y advierte de que el empleo se está destruyendo “a un ritmo que no se había observado desde julio de 2009”.

El sector servicios ha sido el que ha sufrido una mayor caída de su actividad, pasando de 52,6 puntos en febrero a 28,4 puntos en marzo y alcanzando su peor dato histórico. Mientras, el sector manufacturero ha retrocedido con menos fuerza, desde 49,2 puntos a 44,8 puntos, el peor registro casi 8 años. Además, el sector servicios ha sufrido la mayor destrucción de empleo desde mayo de 2009 y el manufacturero desde julio de 2012.

IHS Markit

Para el economista jefe de IHS Markit, Chris Williamson, se trata del mayor desplome de la actividad empresarial de la eurozona y supera “por mucho a la caída registrada en lo peor de la crisis financiera mundial”. El experto alude a que “la demanda de muchos productos y servicios se ha reducido dramáticamente, mientras que las demoras casi récord en las cadenas de suministro han dificultado la producción y el cierre de empresas hace que una proporción cada vez mayor de la economía está quedando inmovilizada”.

Desde ING, su economista senior para la eurozona, Bert Colijn, asegura que “solo un tonto optimista no se esperaría unos datos así en pleno impacto en los suministros y la demanda que está afrontando la economía”. El experto considera que pese a que la caída del PMI refleja el frenazo en la actividad económica de la eurozona, “todavía no revela toda la profundidad del impacto económico del coronavirus”.

El mundo puede vivir la peor recesión desde 1930 y perder 25 millones de empleos

De hecho, Paul Diggle, economista senior de Aberdeen Standard Investments, empeora el pronóstico de Markit y afirma que “es probable que el PIB europeo se vea afectado en al menos un 3% en el primer trimestre y la situación empeorará antes de mejorar”. Además, califica de muy necesarias las medidas de estímulo anunciadas por el Banco Central Europeo y destaca que “al final se requerirá una mayor relajación de las políticas y el gasto”.

Mientras, el analista de IG Aitor Méndez destaca que el retroceso de los datos de PMI en la eurozona han superado las estimaciones de los analistas, pese a que ya anticipaban datos negativos. Además, señala que “los datos del sector secundario son demoledores y anticipan un fuerte desplome de la economía” y advierte de la fuerte destrucción de empleo en el sector servicios.

Reino Unido y Francia tocan suelo y Alemania se aproxima

En los 3 países europeos para los que Markit presenta datos preliminares de actividad, los resultados han sido negativos. En Francia, el PMI compuesto ha registrado en marzo la mayor caída de toda la serie histórica, desde 51,9 puntos hasta 30,2 puntos. Al igual que en la eurozona, su PMI de servicios se ha desplomado hasta los 29 puntos, su nivel más bajo de la historia, desde 52,6 puntos en febrero.

Mientras, el PMI adelantado del sector manufacturero se redujo a 42.9 puntos desde 49,7, su peor dato desde 2013, debido en parte al retroceso en el dato de producción industrial, que ha bajado desde 49 puntos a 35,6 puntos en marzo, sufriendo su mayor caída desde 2009.

En Reino Unido, el PMI compuesto ha daído a los 37,1 puntos desde los 53 que presentaba en febrero, alcanzando así su nivel más bajo de toda la serie histórica pese a que en este país se acaban de comenzar a aplicar medidas de confinamiento y cierre de la actividad industrial que ya hay en marcha en Italia, España, Francia o Alemania, entre otros.

El PMI de servicios se desplomó a 35,7 puntos desde los 53,2 de febrero, en tanto que el manufacturero se redujo a 48 puntos frente a los 51,7 del mes pasado. Con estos datos, Williamson estima que el PIB trimestral podría caer hasta un 2%, dado que asegura que “las encuestas subrayan cómo el coronavirus ya ha provocado un impacto en la economía británica más grave que el que recibió en el peor momento de la crisis financiera“.

Mientras, Alemania no ha caído a sus peores niveles de la historia, sino a los de la pasada crisis económica. Así, su índice compuesto se ha reducido de 50,7 puntos a 37,2 en apenas un mes, empujado a su peor dato desde 2009 por el fuerte retroceso del sector servicios, que pasó de 52,5 puntos en febrero a 34,5 en marzo, mientras que el manufacturero perdió poco más de 2 puntos y se situó en 45,7.

En lo que respecta al empleo, ha experimentado en marzo su mayor caída desde mayo de 2009. Para el economista de Markit Phil Smith no hay duda de que “el desplome sin precedentes del PMI refleja que Alemania se encamina a una recesión profunda“, que podría materializarse en una caída del 2% de su PIB este trimestre y agravarse en el siguiente.

El impacto del coronavirus fuera de Europa: Australia, Japón y EEUU

Los primeros datos de PMI en darse a conocer este martes han sido los de Japón y Australia, que han anticipado el tono sombrío de las cifras que posteriormente se desvelarían en Europa y EEUU. En el país nipón, el PMI compuesto ha caído hasta niveles que no registraba desde la pasada crisis financiera, mientras que en Australia el retroceso es el peor de la historia.

El PMI compuesto japonés ha bajado a 35,8 puntos frente a los 47 del mes de febrero, siendo el sector servicios, como en el resto de países, el que se ha llevado la peor parte, pasando de 46,8 puntos a 32,7 en marzo, mientras que el PMI manufacturero se ha reducido 3 puntos hasta 44,8. Markit ha señalado que las perspectivas de la economía nipona ya no eran positivas, pero ahora ha entrado en una “recesión agresiva”, especialmente si se aplazan los Juegos Olímpicos de Tokio.

Mientras, en Australia, el dato de PMI compuesto que elabora el Commonwealth Bank se ha desplomado de 49 a 40,7 puntos en marzo. Este deterioro se debe a la caída del PMI de servicios a los 39,8 puntos, su nivel más bajo de la historia, según Reuters. Mientras, el PMI manufacturero australiano se ha mantenido en cifras de expansión económica, perdiendo apenas una décima y situándose en los 50,1 puntos.

En EEUU, el dato adelantado del PMI compuesto ha sufrido, simultáneamente, la mayor caída de su historia y hasta los niveles más bajos registrados desde que comenzó a publicarse este dato en 2009. Así, el indicador compuesto de gerentes de compras ha caído de 49,6 puntos a 40,5 puntos, que Chris Williamson considera que supone que se producirá una contracción del PIB de EEUU que podría alcanzar el 5% este trimestre y un indicio de “una recesión más profunda”.

Mientras, el PMI estadounidense del sector servicios ha sufrido su mayor caída intermensual al reducirse más de 10 puntos, hasta 39,1, que es a su vez el peor dato de su historia. Al igual que en Europa, el retroceso ha sido menor para el sector manufacturero, que se ha reducido desde 50,7 puntos en febrero hasta 49,2 puntos en marzo, que supone su peor dato desde 2009.

Aitor Méndez, de IG, estima que, cuando se publiquen los datos definitivos del sector servicios el próximo 3 de abril, “el peor dato lo dejarán España y, sobre todo, Italia, primeros países en aplicar restricciones de movimiento y medidas de confinamiento de sus ciudadanos”. No obstante, afirma que los datos “adelantados ya para Francia y Alemania también muestran como el sector terciario comunitario prácticamente ha frenado en seco”.

*Artículo original publicado en Business Insider

Te recomendamos

Sobre el autor

Business Insider