Tecnología

Así es Dash Cart, el carrito de la compra inteligente que está probando Amazon

Así es Dash Cart, el carrito de la compra inteligente que está probando Amazon

Amazon está probando su nuevo carro de la compra inteligente Dash Cart: lee lo que introduces en él para facilitar el proceso de compra. Te explicamos cómo es y cuáles son sus beneficios.

Aunque en España suene extraño todavía, lo cierto es que Amazon tiene tiendas físicas y las utiliza como campo de pruebas para sus tecnologías. Nosotros estuvimos en una tienda sin cajeros de Amazon Go para comprobar cómo son estos establecimientos, y ahora van a implementar unos innovadores carros inteligentes.

El sistema es tan novedoso como fácil de explicar porque es una tecnología de la que ya se ha hablado en el pasado. Un carro de supermercado que computa los artículos que introduces y al salir te cobra directamente, sin la intermediación de humanos ni pasar por caja. Según lo anunciado por TechCrunch, este dispositivo se probará en California en un primer momento, en la tienda que Amazon abrirá en Woodland Hills.

Apple, Amazon o Google se habrían beneficiado del trabajo forzado en China, según un informe

Mediante distintos sensores del carro de compra y los algoritmos que se programen para vigilar el comportamiento, este carrito realiza un control del recorrido y cuando se sale de la tienda factura directamente el importe en la tarjeta de crédito del cliente, que tendrá que estar dado de alta anteriormente en Amazon.

En principio el funcionamiento requerido al cliente es que al coger el carro introduzca una o dos bolsas en él donde pondrá su compra, y que serán las que después se llevará. El carro leerá los códigos QR de los artículos que se incluyan y dará el ok mediante un pitido. En caso de que no haya identificado el artículo se encenderá una luz roja para que se vuelva a intentar.

Se desconoce cuánto tardará en leer el artículo, si será una verificación instantánea o si llevará más tiempo. Además, el carro tendrá una pantalla donde, no solo aparecerán los productos comprado o el importe, también incorporará Alexa para realizar preguntas y un pequeño escáner por si el cliente tiene algún cupón.

Uno de los aspectos donde esperan mejorar es en la implementación de sistemas que sirvan para los alimentos recién preparados y otros productos que no vengan previamente envasados o con su código a la vista. Desean que sea un sistema válido para cualquier tipo de tienda, no solo los supermercados, y eso incluye las tiendas de alimentación.

Como se puede suponer, este es un primer paso para intentar vender posteriormente su tecnología a otros comercios que también apuesten por la compra inteligente. Una tecnología que puede facilitar o agilizar procesos, pero que también afectaría al empleo.

*Artículo original publicado por Ekaitz Ortega en Computerhoy.com

Te recomendamos

Sobre el autor

ComputerHoy.com