Tecnología

¿Cogemos menos el teléfono? La culpa es del spam y ahora un estudio lo corrobora

grabar llamadas de telefono en iPhone y Android

El spam telefónico se ha convertido en una lacra diaria para millones de personas, hasta el punto de que sólo respondemos al 52% de las llamadas por miedo a los robocallers y estafadores.

Que la era digital está modificando muchos de nuestros hábitos cotidianos no es ningún secreto, pero quizás estos cambios no sean siempre para mejor. Y un vivo ejemplo de ello es cómo utilizamos nuestros teléfonos, que prácticamente valen para cualquier cosa menos para hablar a través de ellos.

Podemos pensar que la culpa es de las aplicaciones de mensajería o de la instantaneidad de las redes sociales, pero hay otro factor clave que nos provoca esa pereza a la hora de coger llamadas: el spam.

El spam telefónico es, sin duda alguna, uno de los grandes problemas en la actualidad. Tanto que hasta la propia FCC (el regulador norteamericano de las telecomunicaciones) está endureciendo sus reglas de identificación de llamadas para impedir que estas compañías o sujetos maliciosos oculten su identidad a las incautas víctimas.

En ese marco, un estudio de la app Hiya revela hasta qué punto el spam telefónico se ha convertido en una lacra diaria para millones de personas. El informe, centrado en el mercado estadounidense pero fácilmente exportable a otros lares, demuestra que los ciudadanos solo responden al 52% de las llamadas que reciben cada jornada.

Si seguimos ahondando en los datos, vemos cómo casi el 76% de las llamadas procedentes de un número desconocido o no identificado quedaron sin respuesta, lo que constata que no es tanto un cambio de hábitos hacia la muerte de la conversación por voz, sino un miedo patológico a recibir una llamada no deseada. Y es que, en el polo opuesto, seguimos contestando al 70% de las llamadas procedentes de un número que tenemos guardado en nuestra agenda.

“Mientras nuestros teléfonos siguen siendo inundados por robocalls, muchas personas ya no quieren descolgar el teléfono”, explica el documento. Un fenómeno de lo más desafortunado, ya que eso significa exponernos a perder llamadas importantes como las de un amigo, un ser querido, un médico o el escuela de los niños.

Cómo averiguar quién te llama con número desconocido

Pero los robocallers y las fuentes de spam se están volviendo muy buenos a la hora de ocultar su identidad. Hacen esto en parte “simulando” números locales, haciendo que parezca que un número local legítimo está llamando para aumentar la probabilidad de que contestemos. Según Hiya, esa es la razón por la que los usuarios todavía responden a alrededor del 9% de llamadas de spam al mes, aunque no reconozcan el número desde el que les están contactando.

Si en porcentajes estas cifras ya impresionan, cuando las ponemos en contexto resultan abrumadoras. Un usuario de telefonía móvil en Estados Unidos recibe generalmente alrededor de 114 llamadas al mes. De esa cantidad, más de la mitad (62 llamadas) provienen de números que no están guardados en los contactos de la persona, lo que podría ser, por supuesto, cualquier cosa, desde una llamada comercial legítima a un spammer o robocall. Y el 9% que hemos mencionado anteriormente puede parecer poco, pero cuando estamos ante un escenario de 26.300 llamadas totales realizadas en EEUU la cosa cambia de color.

Por suerte, no le damos demasiado cancha a este spam telefónico, ni tan siquiera cuando caemos en su trampa. Siempre de acuerdo a este estudio, las llamadas no deseadas apenas duran 11 segundos de media, frente a los 54 segundos que dedicamos a conversaciones con empresas que sí identificamos o el minuto y 39 segundos que procuramos a una llamada con un usuario de nuestra agenda de contactos.

Sobre el autor

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y ganador del European Digital Mindset Award 2019.