Tecnología

Clonan 5 monos a partir de edición genética en China, ¿por qué es relevante?

Editan con CRISPR el ADN de embriones humanos viables

China ha vuelto a generar un debate ético en torno a la edición genética después de que nacieran 5 monos clonados a partir de un mono editado genéticamente.

Hace apenas dos meses que un científico chino suscitó una enorme polémica tras crear los primeros bebes modificados genéticamente. Ahora científicos chinos vuelven a generar un debate ético después de clonar cinco monos a partir de otro mono macho modificado genéticamente a partir de la técnica CRISPR/Cas9.

El hito en el campo científico salió a la luz en dos publicaciones en la revista National Science Review; en uno describían el proceso por el que habían editado genéticamente al progenitor, y en el segundo detallaban la clonación de las crías.

En el primer caso, usando la técnica CRISPR/Cas 9 eliminaron el gen BMAL1 encargado de activar los ritmos circadianos. Esto provoca que el mono sufra una patología por el que el ritmo circadiano no funciona correctamente, derivando en escasez de sueño, depresión, ansiedad e incluso comportamientos propios de la esquizofrenia.

Después, usaron el método de transferencia nuclear de células somáticas para la clonación. Los fibroblastos, células cutáneas diferenciadas, provenían del mono editado genéticamente con las patologías más graves resultantes de la eliminación del gen BMAL1, informan desde ABC.

Una vez que tenían el embrión modificado, lo transfirieron al útero de una hembra que dio luz a los cinco monos clonados en el Instituto de Neurociencia en Shanghái.

Por qué quieren 5 monos clonados con una enfermedad

mono

Pero ¿por qué han clonado cinco monos con una patología grave? La alteración del ritmo circadiano está relacionada con muchas enfermedades que padece el ser humano, desde trastornos del sueño hasta depresión o Alzheimer.

La idea es que al tener varias copias iguales del mismo animal podría ayudar a encontrar la raíz de la enfermedad y los posibles tratamientos, y después extrapolar los resultados para avanzar en los tratamientos para humanos.

No obstante, la via por la que han optado los científicos para buscar tratamientos ha sido criticada por algunos expertos, abriendo de nuevo un debate ético tanto en el campo de los derechos de los animales como en el de la edición genética.

Usan CRISPR para crear cerdos que podrían donarnos sus órganos

Como señalaba la bioética Carolyn Neuhaus para Gizmodo, los científicos realmente no partían de ninguna hipótesis ni buscaban probar determinado tratamiento. Simplemente están probando si podría ser viable, usando los monos como herramientas. Además, tampoco hay ninguna prueba de que desactivar el gen BMAL1 en los monos vaya a tener el mismo efecto que si lo eliminan en humanos.

Así, parece que los científicos están dañando a los animales a ciegas, simplemente experimentando más que buscando respuestas, dándole un carácter poco ético a una práctica que además puede ser considerada peligrosa.

Te recomendamos

Sobre el autor

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.