Motor Tecnología

Cinco pasos para saber cuánto consume en realidad tu coche

Cinco pasos para saber cuánto consume en realidad tu coche

¿Te has preguntado alguna vez cuánto consume de verdad tu coche? La cifra no es la que marca en la ficha técnica; tampoco la que te dió el vendedor del concesionario y que era un poquito más alta que la oficial; ni siquiera es la misma para dos vehículos idénticos.

Lo cantidad de carburante que gasta un coche depende de muchos factores. En este práctico te enseñamos a descubrir cuántos litros necesita realmente el tuyo paso a paso.

Al hablar del consumo de un coche hay que tener en cuenta dos conceptos:

  • Consumo oficial. Es el valor que proporciona como dato de referencia el fabricante. Se mide en pruebas de conducción y aunque es cierto que en los últimos años se han mejorado y se acercan a las condiciones reales de conducción, no las reproducen al milímetro.
  • Consumo real, o la cantidad de carburante que realmente consume el vehículo. Depende de muchos factores, entre ellos, los hábitos de conducción, las condiciones meteorológicas… No es lo mismo el consumo de un coche que circula la mayor parte del tiempo en ciudad que otro idéntico que se dedica a viajes largos en carretera. Tampoco coincide el consumo de dos modelos iguales con dos conductores diferentes. O el nivel de consumo de un mismo vehículo en regiones con condiciones climatológicas opuestas.
Si quieres saber qué tipo de motor es mejor comprar hoy en día si diésel o gasolina, sigue leyendo y a lo mejor sales de dudas.

Cómo saber cuánto consume de verdad tu coche

Es por todo lo anterior que solo tu puedes saber cuánto consume de verdad tu coche. Es un cálculo muy sencillo que Carglass resume en estos cinco pasos.

  1. Lo primero que debes hacer es llenar por completo el depósito del coche y anotar cuántos litros de combustible. Lo ideal es hacerlo cuando te quedan pocos kilómetros de autonomía del depósito anterior
  2. Con el depósito lleno, pon el cuentakilómetros a cero. Este paso es fundamental para realizar la operación. Si no puedes poner a cero el cuentakilómetros, anota el número de kilómetros recorridos hasta el momento que has llegado a la gasolinera
  3. Completados los dos pasos anteriores, circula con normalidad. No fuerces nada, intenta ir a la velocidad normal, hacer los recorridos habituales…
  4. Una vez que el coche te advierta de que ha entrado en reserva,  anota los kilómetros recorridos desde que lo llenaste
  5. Lleva el momento de hacer cuentas. La operación para saber el consumo medio de combustible cada 100 kilómetros es la siguiente: dividir el número de litros que has rellenado entre el número de kilómetros recorridos y multiplicar el resultado por 100. Un ejemplo: si en tu depósito caben 50 litros de carburante y, con ellos, has recorrido 500 kilómetros, la cuenta sería 50:500 x 100 = 10. La solución es que este vehículo consume 10 litros de combustible por cada 100 kilómetros.

*Artículo original publicado por Noelia López en Autobild.es

Te recomendamos

Sobre el autor

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.