Tecnología

Cinco fallos con los que causas una mala primera impresión por videollamada

mala impresión videollamada

El teletrabajo, el confinamiento y la adopción de más herramientas virtuales ha provocado que las videollamadas suban como la espuma. Te contamos cómo causar buena impresión en ellas, ya sea en reuniones o entrevistas de trabajo, y los errores que no debes causar.

Las videollamadas se auparon como protagonistas indiscutibles de la cuarentena, tanto para celebrar reuniones con amigos como para resolver temas laborales y de negocios o ponernos en contacto con seres queridos. Pero meses después, y con la pandemia engordando sus números y multiplicando las cifras de fallecidos y contagiados por todo el planeta, se han consolidado como herramientas seguras para gestionar el teletrabajo, realizar entrevistas de empleo o celebrar reuniones. 

Cómo causar una buena primera impresión en 30 segundos (o incluso menos)

Igual que siempre se ha cuidado la etiqueta a la hora de vestirse para una entrevista o los expertos recalcan la importancia de cuidar el lenguaje corporal a la hora de hablar en público o celebrar un evento, es posible causar una buena primera impresión a través de videollamada. Estos son los errores que te hacen quedar mal y generar una impresión negativa cuando haces videoconferencia. 

5 errores que provocan una primera impresión negativa a través de videollamada

  • Monopolizar la conversación: Puede que tengas muchas ganas de presentarte o de hablar acerca de tu proyecto, pero compartir información en exceso, no dejar silencios ni pausas en la conversación, cortar a la otra persona o desdeñar la escucha activa lastrará tus posibilidades de éxito en la entrevista o reunión. No es una conversación unilateral, sino un diálogo.
  • Aspecto demasiado informal: Que realices una entrevista desde tu casa, optes por el teletrabajo o seas freelance no debería ser sinónimo de no arreglarte o descuidar la apariencia física para una reunión por videollamada. Plantéate la elección de la indumentaria, el aseo o los colores como si fueses a coger el metro y a presentarte en las oficinas de la persona. Nada de chanclas y camiseta, chándal, ni mucho menos pijama. Se trata de transmitir confianza, compromiso y profesionalidad, que también entran por los ojos. 
  • Desorden en la sala: Tazas de café dispersas, cables, papeles desordenados, restos de comida o ropa revuelta generarán una mala impresión, trasladando al entrevistador o responsable que no eres una persona organizada ni de fiar. Procura que tu despacho esté limpio, simétrico y ordenado, trabajando tu marca personal y mostrando un espacio de trabajo alineado con tu espíritu y valores.
  • Hablar mal de la anterior empresa: Mostrar excesiva negatividad, criticar a tus anteriores jefes o compañeros, estar desinformado sobre el proyecto actual o mostrarte grosero lastrarán todas tus posibilidades, socavando la posibilidad de proyectar confianza.
  • Descuidar el lenguaje no verbal: Tu lenguaje corporal dice mucho de ti, también en las videollamadas. Mirar a los ojos, pestañear, sonreír, tener una postura corporal relajada, erguida y amable, expresarte a través de las manos, asentir y evitar cosas como fruncir los labios, encoger los hombros, cruzar los brazos o rehuir la mirada es esencial para triunfar en una conversación por videollamada.

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.