The Recording Industry Association of America (RIAA), la asociación de la industria de la música americana, ha publicado las cifras de ventas de la industria musical en 2018, y la sorpresa ha sido mayúscula: por primera vez en más de un década, la música en formato físico vende más que las descargas musicales.

Mag-Lev, el tocadiscos con el que tus vinilos pueden levitar

Muchos ya daban al formato físico por enterrado, pero quizá a quien hay que enterrar es a las descargas musicales… En 2018, los CDs y los vinilos han vendido más que las descargas en Estados Unidos. No son encuestas ni estimaciones, sino datos reales y oficiales de ventas. Eso sí, el streaming reina sin oposición, y así va a ser, posiblemente, para siempre.

Según la RIAA, en 2018 las ventas de formato físico (CDs y vinilos principalmente) alcanzaron el 12% de todos los ingresos, mientras que las descargas digitales, entre las que se incluye iTunes, retrocedieron hasta el 11%. El streaming aporta el 75% de los ingresos, tal como se puede ver en esta gráfica:

Ventas cds y vinilos

Ha sido un buen año para la industria musical americana, que ha visto cómo han aumentado los ingresos globales un 12% en 2018, hasta alcanzar las ganancias más altas en los últimos 10 años: 9.800 millones de dólares.

El streaming sigue marcando el paso, gracias a servicios como Spotify o Apple Music. Los ingresos provenientes de las suscripciones del streaming han aumentado un 32% en 2018, hasta alcanzar los 5.400 millones de dólares.

17 objetos vintage que valen una fortuna a día de hoy

Servicios asociados a suscripciones globales como Pandora Plus o Amazon Prime Music también subieron un 26%, quedándose en los 747 millones de dólares de ingresos.

Los servicios gratuitos basados en anuncios, como YouTube, también han aumentado los ingresos de la industria musical un 15%, hasta los 759 milloes de dólares.

Los ingresos provenientes del streaming se han triplicado desde 2015.

Al contrario, las descargas digitales ha caído un 26%, hasta los 1040 millones. Los formatos físicos también han caído un 23%, quedandose en los 1.150 millones. Una victoria sobre las descargas, aunque amarga por la caída.

El gran triunfador es el vinilocuyas ventas suben un 7.9%, y ya recauda 419,2 millones de dólares solo en Estados Unidos. No nos extraña que compañías como Sony hayan vuelto a abrir fábricas de vinilo, 30 años después.