OmniVision OV6948 es el sensor de imagen más pequeño del mundo disponible comercialmente, tal y como ha reconocido el Récord Guinness.

Este sensor de imagen diminuto cabe en el interior de la OVM6948 CameraCubeChip, una cámara que tan solo mide 0,65 x 0.65 x 1,158 mm. Su fabricante, la empresa OmniVision, desarrolla este pequeño sensor para la captura de imágenes en entornos médicos y en la práctica clínica, por ejemplo para que los facultativos puedan ver el interior de los vasos sanguíneos.

Así, el OV6948 está equipado en endoscopios y catéteres médicos con un diámetro muy pequeño. No obstante, también tiene otras aplicaciones, por ejemplo para su uso en dispositivos dentales, veterinarios, industriales, forenses, portátiles o de Internet de las Cosas (IoT).

Récords Guinness que tú también podrías superar

El sensor de imagen más pequeño del mundo tiene un formato óptico de 1/36 de pulgada y una matriz de imágenes capaz de capturar instantáneas y vídeos con una resolución de 200 x 200 hasta 30 fps. Si bien a priori puede parecer una resolución bastante limitada, resulta suficiente para las aplicaciones médicas a los que está destinado.

Cuando el sensor se integra en el módulo de cámara CameraCubeChip, proporciona un campo de visión de 120 grados y un rango de enfoque extendido de 3 a 30 mm. Además, de acuerdo con el fabricante, ofrece una excelente calidad de imagen en términos de fidelidad de color, nitidez y bajo nivel de ruido.

“Anteriormente, los procedimientos en la anatomía más pequeña del cuerpo se realizaban a ciegas o usando imágenes de baja calidad de fibroscopios, ya que las cámaras existentes eran demasiado grandes y los endoscopios reutilizables no eran rentables”, explica Aaron Chiang, director de marketing de OmniVision. “El módulo de cámara OV6948 ofrece una solución compacta y de alta calidad para catéteres y endoscopios desechables”.