Tecnología

Así serán los próximos cambios de los bancos para posicionarse en el mercado de pagos

Así serán los próximos cambios de los bancos para posicionarse en el mercado de pagos

Business Insider España ha accedido en exclusiva a un informe de Scope Ratings, agencia de calificación crediticia, que expone la situación que tiene la banca actualmente ante la revolución digital.

Los bancos aún no han encontrado la manera de posicionarse en un mercado de pagos cada vez más dominado por plataformas no bancarias.

Es una realidad en el entorno actual que puede poner en peligro una parte sustancial de sus ingresos por comisiones. De hecho, las monedas digitales de los bancos centrales podrían llevar a una desintermediación aún más acusada.

La desaparición del efectivo y potencialmente de las tarjetas en los pagos minoristas será uno de los cambios que promoverá esta crisis del COVID-19 en los mercados. Especialmente, a medida que los consumidores avancen hacia la economía digital.

“La disminución del papel de las formas tradicionales de pago corre el riesgo de socavar el papel de los bancos y los bancos centrales a menos que se adapten”, advirtió Dierk Brandenburg, responsable del equipo de instituciones financieras de Scope, en un informe al que ha accedido en exclusiva Business Insider España.

Las consecuencias podrían ser severas: para los bancos más grandes de cada mercado europeo, los servicios de pago generan entre el 20% y el 40% de los ingresos por comisiones. Otras empresas que ofrecen soluciones de pago más convenientes están compitiendo de una forma contundente contra los bancos y las compañías de tarjetas por la cuota de mercado.

“Esto es, sobre todo, el resultado de un entorno regulador favorable a la innovación en materia de pagos en Europa”, afirmó Chiara Romano, directora asociada del equipo de instituciones financieras de Scope. La introducción de la normativa PSD2 fue un hito importante para la UE. “Al entrar en la economía de las API (Interfaz de programación de aplicaciones, por sus siglas en inglés), los grandes bancos con plataformas digitales sólidas pueden ampliar su cuota de mercado integrando a terceros y exprimiendo a los competidores más pequeños sin una fuerte presencia digital“, dijo Romano, añadiendo que la opción de expandirse digitalmente es una de las razones por las que los bancos podrían ser reacios a comprar a los competidores más pequeños en adquisiciones nacionales o transfronterizas.

La estrategia de la banca para competir en los mercados

Los bancos y las entidades no bancarias podrían, en teoría, eliminar las tarjetas y las cuentas corrientes del mercado de pagos ofreciendo soluciones de valor almacenado y pagos en tiempo real, potencialmente respaldados por sus propias monedas digitales.

En principio, se trata de soluciones atractivas para los consumidores y los comerciantes si reducen los costes y aumentan la seguridad y la conveniencia de los servicios de pago.

Por su parte, los bancos centrales de Europa han reconocido desde hace mucho tiempo la necesidad de innovar en los pagos comerciales, no solo mediante la PSD2 sino también mediante la introducción de un sistema de liquidación en tiempo real para los pagos de pequeño valor y, más recientemente, una versión digital del euro.

Esto entrará en fase de proyecto el próximo año junto con la moneda digital en Suecia y Reino Unido, tal y como reza el informe.

“El propósito exacto de este producto tendrá que ser aclarado porque los hogares ya tienen acceso a una diversa gama de productos de pagos electrónicos”, expone Brandenburg.

“Las monedas digitales darán a los bancos centrales influencia sobre la industria de los pagos, proporcionando un medio de intercambio y definiendo las reglas para una igualdad de condiciones entre los diversos intermediarios, pero es difícil ver cómo pueden beneficiarse los bancos”, analiza el experto.

“Si se da a las empresas que no son bancos acceso directo a las plataformas de pago mucho más amplias de los bancos centrales, una moneda digital reduciría por completo el papel de los bancos en el sistema de pagos”, finaliza con un toque de advertencia.

*Artñiculo original publicado por Héctor Chamizo en Business Insider 

Te recomendamos

Sobre el autor

Business Insider