Tecnología

Una bacteria puede hacer la producción de grafeno más rápida y barata

Una bacteria puede hacer la producción de grafeno más rápida y barata

Esperanzadores avances en el campo del diseño de materiales: investigadores de la Universidad de Rochester han reclutado bacterias para producir grafeno de una forma más barata y rápida que con los métodos actuales, sin tener que recurrir a químicos agresivos.

El grafeno es uno de los materiales revolucionarios de este siglo XXI, llamado a impulsar la electrónica y formar parte de baterías, pantallas flexibles y una inmensa cantidad de productosimpulsar baterías, pantallas flexibles y una inmensa cantidad de productos. Se trata de un material increíblemente delgado, fuerte y flexible, compuesto por una lámina de carbono puro en la que los átomos se unen como un panel de abejas.

Uno de los principales obstáculos del grafeno es su producción a gran escala. En la actualidad se suele hacer por deposición química de vapor, o triturando el grafito en óxido de grafeno y luego reduciéndolo químicamente. Sin embargo, ambos métodos generalmente requieren el uso de sustancias agresivas, por lo que la comunidad científica lleva años buscando alternativas más sostenibles, económicas y veloces.

Grafeno ecológico y 200 veces más económico gracias a la savia de eucalipto

Una nueva investigación publicada en la revista ChemOpenyllevada a cabo por científicos de la Universidad de Rochester halló que una bacteria llamada Shewanella funciona bien para crear grafeno a menor coste y de forma más rápida. Primero crearon óxido de grafeno a partir de grafito, luego lo mezclaron en un vial con las bacterias y lo dejaron durante la noche.

“El óxido de grafeno es fácil de producir, pero no es muy conductor debido a todos los grupos de oxígeno que contiene”, dice Anne Meyer, investigadora principal del estudio al medio New Atlas. “Las bacterias eliminan la mayoría de los grupos de oxígeno, lo que lo convierte en un material conductor”.

El uso de esta bacteria no solo resultó más limpio que el uso de agresivos métodos de reducción química, sino que el grafeno resultante se desempeñó mejor que el producido por otros medios. Los investigadores revelaron que el material creado por las bacterias fue delgado y estable, además de que se pudo almacenar durante más tiempo.

El equipo dice que esta nueva técnica podría usarse para hacer grafeno para tintas electrónicas o conductoras. Esto podría hacer que los circuitos eléctricos se puedan imprimir en materiales como papel o tela.

“Nuestro material de grafeno producido en bacterias dará como resultado una mejor adaptabilidad para el desarrollo del producto”, dice Meyer. “Incluso pudimos desarrollar una técnica de ‘litografía bacteriana’ para crear materiales de grafeno que solo eran conductores en un lado, lo que puede llevar al desarrollo de nuevos materiales avanzados de nanocompuestos”. 

Fuente | New Atlas

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.