Motor Tecnología

Así puedes evitar que el aceite provoque una avería en el motor de tu coche

aceite

Toma nota porque te vamos a enseñar cómo evitar una avería en el motor de tu vehículo por culpa del aceite, un líquido que juega un papel clave en el mantenimiento y prolongación de la vida útil del mismo.

Nunca es mal momento para recordar la importancia de llevar a cabo un correcto mantenimiento de nuestro coche. De ello no sólo depende nuestra seguridad cuando nos ponemos al volante, también la estabilidad de nuestra economía. Y es que una avería a destiempo puede generar un gasto que no teníamos previsto y para el que, quizás, no estábamos preparados. Un ejemplo que refleja fielmente todo esto es el cuidado del aceite del motor.

El aceite del motor juega un papel clave en el funcionamiento y en la vida útil del motor. Su trabajo pasa por lubricarlo y protegerlo y para ello crea una película entre las partes móviles, de esta forma se reduce el desgaste provocado por la fricción. A esto hay que añadir que consigue que la temperatura del bloque sea más baja. Por lo tanto, su importancia queda patente y la pregunta es inevitable: ¿qué le pasaría a nuestro motor si nos olvidamos del aceite?

La consecuencia más evidente es que las partes metálicas se van a desgastar mucho más y la suciedad empezará a acumularse y acabará por taponar el filtro. Además, si el aceite no está en plenas facultades, puede haber un aumento de temperatura y esto dañaría seriamente al bloque. ¿Cómo podemos evitar, entonces, una avería en el motor por culpa del aceite? Revisándolo de vez en cuando y cambiándolo cuando sea necesario.

Cómo evitar que el aceite provoque una avería en el motor

Comprobar el estado del aceite del motor es un proceso muy sencillo. Como en otras operaciones parecidas, tenemos que situar nuestro coche en una superficie llana y esperar a que esté frío. A continuación, hay que buscar el depósito del aceite, extraer la varilla, limpiarla, introducirla y sacarla de nuevo. Es hora de comprobar que el nivel está por encima del mínimo y por debajo del máximo.

3 cosas que deberías saber sobre el Adblue para tu motor diésel

Si al comprobar la varilla del aceite, el nivel está por debajo de la muesca que señala el mínimo, tendrás que rellenarlo: es tan fácil como usar el sobrante del último cambio y echarlo en el depósito. Conducir así puede tener consecuencias más graves para tu motor que hacerlo con un aceite viejo. Sin embargo, si notas que tu coche no ha consumido aceite… tendrás que pasar por el taller. Lo más probable es que esté entrando gasolina al depósito del lubricante. Y si te estás haciendo la pregunta del millón, vamos a responderla a continuación.

¿Cuándo y cómo cambiar el aceite?

El cambio de aceite lo indica el manual del fabricante de tu coche: en él figura el número de kilómetros máximos que podemos recorrer con el mismo lubricante. Si ha llegado el momento de cambiarlo, tendrás dos posibilidades: llevarlo al taller o hacerlo tú mismo.

aceite

Esta última opción es más económica: compras el aceite adecuado y el filtro (el cambio hay que hacerlo de forma conjunta porque si no, no sirve de nada poner un lubricante nuevo) y alquilas un box en los talleres destinados a este fin. Ahora sólo te queda encontrar el cárter, quitar el tornillo de vaciado y, mientras esperas a que salga todo el aceite, quitar el filtro. Recógelo, eso sí, en un recipiente apropiado para su reciclaje. Cuando esté vacío, colocas el tornillo, pones el filtro y rellenas el depósito. Hecho.

Si lo llevas al taller, pídeles que te den el sobrante del aceite que han empleado. Ten en cuenta que muchos establecimientos te permiten que lleves tú mismo el aceite para, así, ahorrar costes. Si decides comprarlo por tu cuenta, recuerda que debe cumplir con las especificaciones de tu coche. No hace falta que sea el más caro, simplemente tiene que ser el adecuado ya que cada lubricante está pensando para un motor, para un uso concreto y para trabajar a unas temperaturas determinadas.

Las averías más frecuentes

Ahora que ya sabemos cómo evitar una avería en el motor por culpa del aceite, vamos a terminar repasando los principales daños que puede causar el descuido de su mantenimiento. Recuerda que las reparaciones de estos desperfectos pueden oscilar entre los 1.000 y los 4.000 euros:

  • Desgaste prematuro del motor.
  • Ruidos metálicos causados por falta de lubricación del motor.
  • Roturas de los casquillos de las bielas.
  • Arqueos en las levas.
  • Gripado del motor, es decir, rotura del motor porque las partes metálicas han rozado tanto que han acabado por clavarse impidiendo el movimiento natural.

*Artículo original publicado por Elena Sanz Bartolomé en Autobild.es

Te recomendamos

Sobre el autor

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.