Tecnología

Así es el Jardín del Veneno, donde todas las plantas pueden matarte

Así es el Jardín del Veneno, donde todas las plantas pueden matarte

El Jardín el Veneno, como se le conoce popularmente, solo se puede visitar con un guía especializado. Está prohibido tocar, oler y comerse las plantas…

Un poco de Belladona, puede matarte. El estramonio, si se consume, es mortal. El acónito, con una hermosa flor de color morado, contiene uno de los venenos más potentes. En Asia se usan su raíces para preparar sopas y comidas y los envenenamientos graves, incluso las muertes, son frecuentes.

Crean en Singapur una herramienta para hablar con las plantas y así es como funciona

Son solo tres de las casi 100 plantas venenosas y mortales que encontrarás en el Jardín del Veneno de The Alnwick Garden. Se puede visitar, siguiendo unas normas muy estrictas, en la localidad de Northumberland, en el Reino Unido.

Es el único jardín del mundo en donde los jardineros cuidan las plantas con traje de protección y máscara. Puedes verlo en este vídeo:

The Poison Garden no es un jardín público, ya que no se puede visitar libremente, por razones obvias. Solo se admiten visitas con un guía especializado, y entre las normas que deben seguir los visitantes están la prohibición estricta de oler, tocar, o comerse las plantas

Aún así, pese a estas reglas, han ocurrido varios casos de desmayos, debido a los efluvios venenosos que algunas de estas flores lanzan al aire.

Por su condición de plantas venenosas, su cultivo también está vigilado. Los arbustos están muy aislados unos de otros, y los jardineros tienen cuidado de que las semillas no salgan fuera del jardín, para impedir que se reproduzcan en el exterior.

Por qué el primer concierto poscovid del Liceu ha sido para 2.300 plantas

Tal como explica el jardinero jefe Trevor Jones, los visitantes del Jardín del Veneno se sorprenden por dos curiosidades poco conocidas. En primer lugar, que las plantas venenosas son generalmente muy hermosas. Es lo más peligroso de ellas, ya que personas o animales se sienten atraídos por ellas, y algunas son venenosas al tacto, produciendo quemaduras y rojeces en la piel. Otras son mortales al ingerirlas.

Otra característica poco conocida es que muchas de estas plantas las tenemos en nuestros jardines, y no lo sabemos. Solo son mortales si se ingieren en cantidades elevadas, así que la moraleja es sencilla: no te comas las plantas de tu jardín…

Como nota curiosa, tanto el castillo como el propio jardín aparecen en las películas de Harry Potter.

Si quieres visitar o deseas saber más del jardín más venenoso del mundoThe Poison Garden en The Alnwick Garden, echa un vistazo a su página web.

Imagen | Great Big Story

*Artículo original publicado en Computerhoy.com

Te recomendamos

Sobre el autor

Juan Antonio Pascual

Periodista, informático o escritor vocacional según lo requiera la ocasión, he colaborado en más revistas de informática y videojuegos de las que puedo recordar.
Centrado ahora en contenidos web, me encontrarás en Personal Computer & Internet, computerhoy.com y ticbeat.com.