Tecnología

7 destacables ejemplos sobre cómo están usando la IA para la personalización

UnSheeping app hotel mas barato

La Inteligencia Artificial ya se utiliza en casi todas las empresas. Estos ejemplos evidencian cómo se está usando la IA para la personalización de la experiencia de la clientela.

Las marcas cada vez tienen más en cuenta las preferencias de sus clientes a la hora de ofrecer sus productos y de hacer publicidad. Algunas de ellas son destacables ejemplos sobre cómo se está usando la Inteligencia Artificial para la personalización de la atención al cliente y de sus servicios.

La personalización puede ser una tarea complicada y que requiere mucho tiempo para las marcas, por eso la Inteligencia Emocional es una herramienta clave para hacerla sencilla y efectiva. La IA se ha convertido en una forma fácil de entender a los consumidores y así crear ofertas a medida con Inteligencia Artificial. Estos son 7 destacables ejemplos sobre cómo están usando la IA las empresas para la personalización:

  1. Para recomendaciones de moda: Todo el mundo querría tener un estilista personal que eligiese las mejores prendas, y si es gratis mejor. Pero no es posible brindar estilistas a cada cliente de una marca, por eso la empresa Thread de Reino Unido utiliza IA para dar recomendaciones de ropa personalizadas a cada uno de sus clientes. Las personas que quieren comprar hacen pruebas de estilo para dar datos sobre su estilo personal. Cada semana los clientes reciben recomendaciones personalizadas que pueden votar, y el algoritmo de IA utiliza estos datos para ir adaptando las recomendaciones.
  2. Para el aprendizaje temprano: Sesame Street ha creado una aplicación de aprendizaje de vocabulario para niños pequeños impulsada por IA, que observa en primer lugar el nivel de lectura y vocabulario de un niño. Con esos datos, la aplicación actualiza sus recomendaciones para ir manteniendo el ritmo del niño.
  3. Para atención al cliente en hoteles: En la cadena de hoteles Hilton tienen un conserje robot que se llama Connie, que hace que las experiencias de los huéspedes sean mejores. Este robot se sitúa en algunos hoteles en el lobby y saluda a los invitados, además de responder diversas preguntas. Connie es capaz de aprender cosas sobre los huéspedes, y utilizarlas para recomendar lugares o restaurantes.
  4. Para recomendaciones de fitness: Under Armour es una empresa que vende ropa y además ayuda a sus consumidores a ser más activos y tener una vida más sana. Su aplicación Record usa IA para recopilar información sobre la salud, el sueño y la dieta de cada persona, y brindar recomendaciones personalizadas sobre entrenamientos y comidas.
  5. Para joyería: Rocky es el primer joyero con inteligencia artificial del mundo. El sitio web de Rare Carat utiliza la IA para comparar los precios de los diamantes en muchos minoristas y encontrar la mejor oferta para cada persona. Así, Rocky ayuda a los clientes durante todo el proceso de compra, como si estuvieran comprando en una joyería convencional.
  6. Para la experiencia en tienda: Macy’s utiliza la tecnología IBM Watson IA para su asistente basado en smartphones Macy’s On Call. Así, cuando los clientes entran en la tienda, pueden chatear con un asistente digital en sus teléfonos. El chatbot hace preguntas para mejorar la experiencia en al tienda y guiar al cliente con recomendaciones e instrucciones.
  7. Para crear un estilo virtual: Levi’s ha introducido un chatbot habilitado para IA para que los clientes encuentren los pantalones que están buscando. Un estilista virtual utiliza el procesamiento del lenguaje natural para saber qué es lo que busca cada cliente específicamente. El bot aprende sobre el estilo de vida de cada cliente y sus preferencias. Cuando el chatbot recomienda unos pantalones, los usuarios pueden compartirlo con sus amigos para saber sus opiniones.

¿Realmente cuatro de cada diez empresas ya han integrado la inteligencia artificial?

Estos son 7 ejemplos destacables sobre cómo están usando la IA para la personalización de la experiencia de la clientela, tanto de tiendas como de servicios de restauración y hostelería.

Vía | Forbes

Te recomendamos

Sobre el autor

Alicia Ruiz Fernández