Tecnología

7 cosas que puedes hacer con un móvil viejo

7 cosas que puedes hacer con un móvil viejo

¿Tienes un viejo smartphone que ya no usas? Existen muchas cosas que puedes hacer con él, desde donarlo a convertirlo en una valiosa antena WiFi o un monitor para controlar a tu bebé. ¡Vamos allá!

Solamente en la Unión Europea hay 700 millones de móviles que no se usan pero que tampoco han sido desechados por sus propietarios. Se estima que estos viejos gadgets podrían permitir el ahorro de más de 1.000 millones de euros, la reducción de dos millones de toneladas de emisiones de CO2 y la creación de más de 43.500 puestos de trabajo. 

El truco para encontrar tu móvil en casa aunque esté en silencio

Es más que probable que en el trastero o en el cajón de alguna mesita de noche tú también albergues un viejo smartphone que ya no utilizas. No hay razón para aferrarte a su pertenencia sin sacarle ningún partido, por lo que vamos a contarte hasta siete cosas que puedes hacer con un móvil que ya no usas. 

7 ideas para reutilizar un móvil viejo

  • Sistema de seguridad para el hogar: No tienes que gastarte toneladas en un simple dispositivo de monitoreo doméstico. Simplemente puedes reutilizar un teléfono inteligente viejo, cargarlo e instalar en él una aplicación de vigilancia doméstica como Presence, Manything o AtHome Camera. Deberás configurar la cámara vieja para que apunte en la dirección del área que desea monitorear. Estas aplicaciones enviarán las notificaciones principales de su teléfono cuando se detecte movimiento, por lo que nunca tendrá que preocuparte por la seguridad de su hogar mientras está fuera.
  • Monitor para bebé:  Para hacer posible este truco, necesitarás dos teléfonos inteligentes antiguos o, preferiblemente, uno antiguo y tu dispositivo actual. ¿Qué pasos debes seguir? Descargarte una app como Cloud Baby Monitor, Dormi o Baby Monitor 3G en ambos dispositivos. Tu nuevo gadget de vigilancia debe estar lo suficientemente lejos como para obtener una imagen completa de la habitación del pequeño. Configura la privacidad para que únicamente tú accedas al vídeo en streaming y asegúrate de que tu red WiFi que usará esté protegida con contraseña.
  • Dash Cam: Conectar y desconectar, montar y desmontar puede ser un dolor. Pilla un teléfono inteligente antiguo y transfórmalo en una dashcam permanente conectándolo a una fuente de alimentación, montándolo y descargando una aplicación como Autoboy Dash Cam.
  • Extensor WiFi o antena WiFi exterior: Si quieres que ese rincón de tu casa por fin reciba señal de WiFi, aunque no sea muy potente -que simplemente te sirva para revisar Facebook o entrar al correo electrónico- utiliza este método: descarga la aplicación Netshare no-root tethering en tu dispositivo anterior, que será el extensor, y también en tu dispositivo actual. Solamente deberás abrir la app en el primer móvil y presionar la opción compartir conexión a Internet, aue te dará un SSID grupal y una contraseña para el segundo dispositivo, que usará para conectarse. Acepta en el segundo dispositivo y… ¡listo
  • Rastreador de GPS: Usar un teléfono viejo como un rastreador GPS es una opción económica y sencilla, aunque consumirá mucha batería -siempre puedes recurrir a un cargador portátil para todos tus viajes-. Descarga tu aplicación favorita, activa tu ubicación y a disfrutar de la ruta.
  • Sacar dinero: Puedes vender tu móvil antiguo en plataformas como Wallapop, eBay, Vibbo, Amazon… También a plataformas de reacondicionamiento como Back Market.
  • Donación: Si quieres contribuir al cuidado del medio ambiente, la lucha contra la obsolescencia programada o la democratización tecnológica, dona tu smartphone a alguna organización sin ánimo de lucro del lugar donde vivas. Puedes hacerlo a través de Amnistía Internacional, Oxfam Intermon, Donatumovil.org o Fundación Llamada Solidaria.

Fuente | Popular Mechanics

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.