Motor Tecnología

5 recomendaciones a la hora de conducir con lluvia

5 recomendaciones a la hora de conducir con lluvia

Con media España en alerta por borrasca (otra vez), es el momento de recordar las recomendaciones de los expertos para conducir con lluvia de forma segura.

La lluvia es enemiga de la conducción. La calzada mojada, la disminución de la visibilidad o la velocidad inadecuada pueden provocar que se pierda el control sobre el vehículo. Por eso la máxima cuando empieza a llover debe ser extremar la precaución.

6 gastos anuales que deberás asumir si tienes coche

También conducir con suavidad (evitando acelerar o frenar de golpe y los giros bruscos), prestar atención al entorno (manteniendo la concentración y la atención en el asfalto) y un buen mantenimiento del vehículo, especialmente de los neumáticos, son de gran ayuda.

Vamos con cinco consejos para conducir con lluvia de manera segura:

Consultar las previsiones meterológicas y el estado de las carreteras

La máxima debe ser evitar en la medida de lo posible coger el coche ante la presencia de un fuerte temporal. Si es imprescindible, antes de salir de casa hay que consultar el estado de las carreteras. Por un lado, en la web de la Dirección General de Tráfico ofrece información sobre la circulación y complicaciones que se pueden encontrar; por otro, desde la AEMET se facilita a los usuarios la previsión sobre el tiempo.

Conductor, en perfecto estado

Es importante estar descansado y tener todos los sentidos al 100 por 100. La lluvia puede afectar a la capacidad para conducir, provocar cansancio, somnolencia, peor visibilidad…

El coche, también en perfecto estado

Es importante que anteriormente se hayan revisado todos los niveles de líquidos (aceite, dirección asistida, líquido de frenos…) y muy especialmente el anticongelante y líquido del limpiaparabrisas. De hecho, se recomienda un lavaparabrisas específico para invierno si se va a acudir a zonas con mucho frío y aplicar un repelente de lluvia en el parabrisas.

También hay que comprobar el buen estado y funcionamiento de las luces, batería, frenos y neumáticos.  Hay que tener en cuenta que la distancia de frenado aumenta en caso de lluvia y, por ello, llevar unos buenos neumáticos con la adecuada presión y en buen estado es vital para garantizar una buena reacción sobre suelo mojado.  Desde Norauto también se recomienda llevar las luces de cruce encendidas durante todo el día, especialmente con lluvia, ya que la visibilidad se ve notablemente reducida.

Igualmente, las escobillas, tanto las delanteras como las traseras, deben funcionar adecuadamente para retirar el agua y la suciedad del parabrisas. En esta línea, también hay que revisar el climatizador, aire acondicionado y filtro de habitáculo. Si el coche cuenta con sistema automático de anti-empañamiento, comprobar que funciona correctamente.

Ser prevenido

Ya sabes lo que dicen: “conductor prevenido, vale por dos”…

Llevar en el vehículo todo aquello que pueda hacer falta si hay una retención o avería. Se aconseja llevar el móvil con batería y un cargador, chaleco reflectante y triángulos (obligatorios), kit de primeros auxilios, linterna, cadenas de nieve por si el agua se convierte finalmente en nieve (si no lleva neumáticos de invierno), pinzas o un cargador para la batería, así como comida y agua.

Conducción responsable

Hay que evitar los riesgos y nunca conducir por zonas inundadas o con previsión de anegarse. No se debe pasar por charcos donde se desconoce su profundidad, evitar las carreteras que estén en peor mantenimiento y procurar estar siempre conectados.

Evitar en todo momento las distracciones. Hay que poner toda la atención en la carretera, así como reducir la velocidad y aumentar la distancia de seguridad. Hay que prestar especial atención a las primeras gotas de lluvia, ya que el asfalto suele ser más resbaladizo.

Fuente: Norauto

*Artículo original publicado por Noelia López en Autobild.es

Te recomendamos

Sobre el autor

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.