Motor Tecnología

5 errores que no debes cometer si llevas animales en el coche

5 errores que no debes cometer si llevas animales en el coche

El Día Mundial de los Animales se celebra cada año el 4 de octubre. Busca concienciar sobre un tema que además de amplio es fundamental para el medio ambiente y la biodiversidad. Si relacionamos animales y coches, las dudas aparecen inmediatamente.

Norauto nos dan unos consejos para evitar algunos fallos en pro de la seguridad de la propia mascota y del resto de ocupantes del vehículo. Estos son los 5 errores que no debes cometer al llevar mascotas en el coche. 

1.- Mascota sin sujeción necesaria

Ir en un vehículo es potencialmente peligroso ya seas una persona, un perro o un gato. En caso de accidente, los daños aparecerán independientemente de la especie. Los elementos de los coches están pensados para mover a las personas, y excepto si se hacen modificaciones concretas, los animales no suelen tener un espacio bien ajustado a sus necesidades. Pese a ello, la mayoría de mascotas tienen una gran capacidad de adaptación al medio. El coche es uno de esos lugares en los que siempre o casi siempre acaban encontrando su hueco.

Pese a ello, el conductor debe sujetar a la mascota. La opción más utilizada es la de los arneses o enganches. Suelen quedar ancladas a los sistemas de los cinturones de seguridad.

2.- Errores pensando que el animal va bien

Un error que es bastante típico a la par de peligroso es el de pensar que el animal va bien cuando en verdad no. Por ejemplo, el trasportín es mejor que vaya en el suelo en vez del asiento. Puede ser algo más incómodo, pero es más seguro. El uso de arneses y enganches debe ser obligado. Por último, un fallo claro es el de transportar a las mascotas en el asiento del copiloto.

La imagen del perro que sale por la ventanilla es divertida, pero detrás tiene un error en cuanto a la seguridad vial bastante importante. Por desgracia es algo que se ve más de lo debido en las calles y carreteras.

3.- Eludir la responsabilidad del fallo

El desconocimiento sobre las posibles sanciones y el no saber si algo está bien o mal es otro de los puntos que Norauto determina como un error importante a la hora de viajar con nuestras mascotas. Si no sabemos cómo hacer las cosas bien, es muy difícil que finalmente salgan de la manera correcta.

El desconocimiento sobre las posibles sanciones a la hora de transportar animales, tampoco ayuda a que estos acaben yendo de la mejor manera posible.

4.- No pensar en el animal durante el viaje

Los animales a veces sorprenden por sus capacidades de resistencia, pero también demandan un descanso. En el caso de que se realicen viajes largos con animales, hay que tener en cuenta que también necesitan parar. Dependiendo de la especie, la franja temporal en la que demanda el descanso será mayor o menor.

Hay personas que prefieren hacer todo el trayecto de una sentada, pese a que no es ni mucho menos recomendable. Si se transportan animales, la peligrosidad con esta práctica se multiplica. El respiro que demanda la mascota también le vendrá bien al conductor.

5.- Dejar al animal en el coche en caso de parada

Aunque la parada vaya a ser “un momentito”, es mejor que el animal se baje del coche. El peligro de dejar a nuestra mascota encerrada en el coche es absoluto. Queda fuera de la supervisión del dueño, y en el caso de que el tiempo de la parada se alargue, se puede traducir en un golpe de calor. En España, que es un país generalmente caluroso, la temperatura al sol de un coche puede subir por encima de los 35 grados.

*Artículo original publicado en Autobild.es

Te recomendamos

Sobre el autor

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.