El reciclaje, el reacondicionamiento de dispositivos y la reutilización de objetos son una forma efectiva de evitar la contaminación.

Sin embargo, las pautas de consumo son insuficientes para hacer frente a la cantidad de residuos que genera el ser humano.

Desde el 2011 la Comisión Europea se comprometió en poner en marcha un sistema para controlar el efecto de las empresas, servicios y productos sobre el medioambiente.

Los 7 inventos más importantes para combatir el cambio climático

Este proceso que se conoce como huella ambiental propone medidas que van desde la medición del comportamiento de artículos que se usan cada día al estudio de sus efectos en el medioambiente. 

Muchos de estos productos son muy populares y forman parte de las vidas de los usuarios, por lo que si quieres evitar el impacto que tienen en la naturaleza no estaría de más que conozcas cuáles son los 5 objetos que usas a diario y contaminan más de lo que piensas.

Cápsulas de café y bolsas de té, contaminan más de lo que piensas

cápsulas

Hace unos años, Hamburgo se declaró la primera ciudad del mundo en prohibir las cápsulas de café de marcas tan famosas como Tassimo o Nespresso.

El problema de estas pastillas de café es que es difícil reciclarlas al mezclar plástico y residuos orgánicos.

Aunque marcas como Nestlé o Philips han puesto puntos verdes para la recogida de sus cápsulas mucha gente las tira a la basura. Incluso el mismo ex director general de Nespresso, Jean-Paul Gaillard, llegó a criticar los efectos negativos al medioambiente de las cápsulas de aluminio. 

Y ojo, que el café de Nespresso no es la única bebida perjudicial para el medioambiente, también lo son algunas bolsas de té.

Sobre todo, las que están compuestas por PET o tereftalato de polietileno, que tiene como daño colateral que su interés por las empresas aumente el impacto de la huella ambiental del plástico. 

Una de las soluciones pasa por que las compañías pongan lugares de recogida y el reciclado bajo botella para volver a usar el PET en otros envases.

Crema solar, mala para la vida marina

Llevas toda la vida echándote mal la crema de protección solar, según este estudio

Tomar el sol en verano y ponerse crema para protegerse es algo tan común que poca gente sabe que las lociones y protectores pueden ser peligrosos para el medioambiente.

Efectivamente, los componentes internos de algunas cremas pueden ser mortales para las especies marinas, en especial, los arrecifes de coral ya que la oxibenzona es un filtro antivioleta presente en esta clase de productos y que mata el coral.

Tailandia ha prohibido el acceso a la playa de la isla de Ko Phi Phi, donde se rodó la película La Playa de Leonardo DiCaprio a consecuencia de la contaminación de las cremas solares, entre otras partículas.

Lo mismo pensó en hacer el estado de Hawái, aunque no llegó a ese punto. Lo peor es que la situación de los filtros no está nada clara ya que investigadores como Craig Downs han descubierto que otros filtros también son peligrosos.