Tecnología

5 claves para saber si te interesa el alquiler con derecho a compra

7 claves para saber si te interesa el alquiler con derecho a compra

En un momento delicado para el mercado de la vivienda, son cada vez más las personas que sopesan la alternativa menos conocida del alquiler con derecho a compra. Te explicamos cuáles son sus principales claves.

Los contratos más conocidos son el alquiler y la compraventa, pero la menos explorada o más infrecuente opción de alquiler con dderecho a compra también destaca por tener muchas ventajas y resultar interesante para quienes no tienen tanto capital pero están interesados en tener vivienda propia en un futuro cercano. Desde el blog de Fotocasa explican esta modalidad y las claves de este contrato.

La primera peculiaridad de este contrato es que pese a que se encuentra aceptado y reconocido en el Reglamento Hipotecario y en la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), no está contemplado en el Código Civil. Cuenta con dos partes: una muy parecida al contrato de alquiler y otra en la que se estipula la parte de la compra. Por ello se conoce como contrato mixto (o doble), formado por dos subcontratos. Según el Tribunal Supremo, en el contrato debe aparecer el objeto del mismo y el precio.

Cómo será alquilar vivienda en España en 2021, según los expertos

Es muy importante especificar todas las condiciones en el contrato. En la parte tocante al alquiler deben aparecer en el contrato los plazos de arrendamiento –de un máximo de 5 años con una posible prórroga voluntaria por un máximo de 3 años-, cantidad de la renta mensual pactada por ambas partes y la forma y plazos de pago y  obligaciones sobre el pago de tasas, impuestos y suministros.

En la segunda parte debe constar cuánto cuesta exactamente la futura compra de la vivienda, la cantidad de prima inicial -opcional y equivalente a una futura señal-, la voluntad del arrendador de vender, los plazos concretos durante los cuales el inquilino puede ejercer el derecho a compra, no superiores al periodo de alquiler- y porcentaje de las cuotas de alquilerr que se descontarán del precio de venta.

Repasamos cinco aspectos esenciales a la hora de decantarte por el alquiler con derecho a compra.

 5 puntos que debes contemplar para inclinarte por el alquiler con derecho a compra

  • Calcula los plazos: Recuerda que este tipo de contratos tienen determinadas condiciones especiales, por lo que debes ejercer el derecho a compra en los plazos establecidos, o de lo contrario, la caducidad jugará en tu contra. Según la Ley de Arrendamientos Urbanos, (LAU), un contrato de alquiler no puede ser superior a 5 años para las personas físicas, aunque sí se podrá renovar por un plazo máximo de 3 años. Tu plazo para ejercer el derecho a compra será inferior a los años que marca el contrato de alquiler.
  • Pacta una prima razonable: Tal y como destacan desde el blog de Hogarea, aunque la prima inicial no es algo obligatorio si lo es recomendable, ya que aporta seguridad al vendedor mientras que permite el arrendatario invertir en la posible compra mientras vive de alquiler. Mientras el inquilino no compra tiene su vivienda en alquiler con la prima como seguro. Eso sí, si el arrendatario no ejerce su derecho a compra pierde la prima, aunque estas condiciones deben estar reflejadas en el contrato. Puede pactarse según lo deseado la pérdida total, parcial o un reintegro de la misma al no efectuarse la compra.
  • Ganarás capacidad de ahorro: Como inquilino, el alquiler como derecho a compra te permitirá ahorrar más durante el período de alquiler, a la vez que inviertes en una opción de futuro. Según lo que formalices por escrito se te descontarán las cuotas mensuales de forma total o parcial con respecto al precio de compra. Es una opción flexible que podrás adaptar a tus circunstancias laborales y económicas futuras para decidir finalmente si quieres comprar o no. Mientras, el propietario obtendrá liquidez, tendrá menos preocupaciones y seguirá teniendo ventajas fiscales durante el alquiler.
  • Estás en posición de ventaja: Tal y como explican desde el blog de Dudas Legislativas, el precio final de la vivienda es cada vez más bajo, y si finalmente completas la compra, la hipoteca o préstamo para adquirir el inmueble será mucho más reducido. Otra ventaja es que resulta más sencillo demostrar la solvencia a la hora de pedir un préstamo ante una entidad bancaria. Deberás pagar con puntualidad: si te retrasas en el pago del alquiler por un tiempo superior a 2 meses, perderás el derecho a compra del contrato de alquiler.
  • El precio se mantendrá congelado: Aunque la vivienda suba su precio, al estar estipulado previamente en el acuerdo, el precio se mantendrá congelado en relación a los precios del mercado inmobiliario del momento de establecer el contrato. Eso sí, esto también será así aunque bajen. El precio establecido en el contrato no se puede modificar ni por el propietario, ni por el inquilino. No obstante, el importe del alquiler sí que puede variar según el IPC. 

Puedes sacar información de valor de la siguiente infografía elaborada por Fotocasa.

fotocasa alquiler con derecho a compra

Crédito: Fotocasa

Fuentes | Fotocasa/Dudas Legislativas

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.