Tecnología

400 políticos firman una carta acusando a Amazon por su trato laboral, coste ambiental e impuestos

Políticos de 34 países se han dirigido al CEO de Amazon, Jeff Bezos, en una carta para pedirle que respalde las demandas de la campaña que se ha iniciado en contra del gigante electrónico instándole a tomar medidas.

“Señor Bezos, nosotros, representantes elegidos, legisladores y cargos públicos de todo el mundo, le comunicamos que los días de impunidad de Amazon han terminado”.

Así comienza una carta firmada por más de 400 políticos de 34 países del mundo dirigida al CEO de Amazon, Jeff Bezos, para pedirle que respalde las demandas de la campaña que se ha iniciado en contra del gigante electrónico instándole a tomar medidas. 

La carta forma parte de las medidas coordinadas que llevan realizando UNI Global Union y Progressive International para señalar las polémicas medidas de vigilancia de las que acusan al gigante del comercio electrónico, las condiciones de los trabajadores y el impacto de su modelo de negocio en el medio ambiente. 

“El mundo sabe que Amazon puede permitirse pagar a sus trabajadores, su costo ambiental y sus impuestos. Y sin embargo, una y otra vez, ha esquivado sus deudas con los trabajadores, las sociedades y el planeta”, escriben.

Esta extensión te chiva la huella de carbono de tus compras de Amazon

Estas semanas Motherboard publicó recientemente que Amazon había espiado a trabajadores para evitar que se organizasen, según revelaban presuntos documentos internos de la compañía. De hecho, varios trabajadores de la firma han llegado a protestar en la entrada a la casa del multimillonario CEO de Amazon, Jeff Bezos.

Todo esto también ha tenido su traslado a España: eldiario.es avanzaba esta semana que la compañía también habría espiado a sus trabajadores e incluso a periodistas en el país.

“Los instamos a actuar con decisión para cambiar sus políticas y prioridades para hacer lo correcto por sus trabajadores, sus comunidades y nuestro planeta”, escriben los líderes políticos en la carta. “Estamos dispuestos a actuar en nuestras respectivas legislaturas para apoyar el movimiento que está creciendo alrededor del mundo para hacer que Amazon pague”, añaden.

UNI Global, que representa a más de 20 millones de trabajadores en 150 países, está impulsada por la responsabilidad de garantizar que las empresas de servicios sean empleos decentes y que se protejan los derechos de los trabajadores, incluido el derecho a la representación sindical y a la negociación colectiva.

Desde el Black Friday, trabajadores y activistas han dirigido huelgas, protestas y movilizaciones en 15 países de los cinco continentes. Conductores de reparto en huelga, trabajadores de centros de llamadas, trabajadores de la industria textil, trabajadores de almacenes, sindicatos, ecologistas, defensores de la justicia fiscal y activistas de la justicia social se han unido en la campaña contra Amazon.

Amazon no está pasando por su mejor reputacional, ya que la campaña contra Bezos se une también a la acusación de la Comisión Europea conducta anticompetitiva por el uso de los datos de los comerciantes que utilizan su plataforma para vender productos, lo que ha llevado a la comisaria europea de competencia, la danesa Margrethe Vestager, a poner en marcha acciones contra el gigante estadounidense del comercio electrónico. 

*Artículo original publicado por Ana Zarzalejos en Business Insider

Te recomendamos

Sobre el autor

Business Insider