Tecnología

4 recomendaciones para conducir bajo una DANA o lluvia torrencial

4 recomendaciones para conducir bajo una DANA o lluvia torrencial

Los meteorólogos advierten del mal tiempo que sufrirá parte de la península durante los próximos días. Fuertes lluvias y vientos dificultarán el tráfico, de ahí que sea el momento de repasar unos cuantos consejos para conducir con una DANA.

Una Depresión Aislada en Niveles Altos de la Atmósfera (DANA) recorre el país desde hace horas. Entró por el nordeste de España y tras dejar lluvias intensas en Baleares (en Mallorca han recogido más de 120 litros por metro cuadrado), se dirige ahora hacia la Comunidad Valenciana y Murcia.

Ante esta situación , la Dirección General de Tráfico recuerda cómo actuar en caso de tener que conducir bajo una lluvia torrencial.

Cuatro consejos para conducir con DANA

Aunque las situaciones que vamos a recrear a continuación (como que tu coche se vea arrastrado por una fuerte corriente de agua) te puedan parecer de película de ciencia ficción, lo cierto es que en situaciones de DANA o gota fría son bastante frecuentes. Por eso, y aunque pienses que a ti nunca te va a pasar, no está de más que tomes nota de los consejos de la DGT para conducir en días de gota fría.

  1. Coge el coche solo si es realmente necesario
    La primera recomendación de seguridad cuando las predicciones meteorológicas anuncian condiciones adversas por lluvias intensas y tormentas fuertes es la prudencia y evitar toda situación de riesgo.
    “En el itinerario por el que tenga previsto desplazarse, la primera medida de autoprotección a adoptar es demorar el desplazamiento, permanecer atento a la evolución de las predicciones meteorológicas y a las recomendaciones emitidas por las autoridades”, explica Miguel Tomé, jefe del Servicio de Riesgos Sísmicos y Meteorológicos de la Dirección General de Protección Civil y Emergencias.
  2. Ante un tramo inundado, da la vuelta
    Si no hay más remedio que iniciar el viaje y en el camino encuentras un tramo inundado, no intentes atravesarlo. La mejor opción, siempre, es dar la vuelta y buscar un camino alternativo. Por varias razones: la primera es que no sabes qué profundidad ha podido alcanzar el agua en este espacio; la segunda, que el agua bajará turbia y arrastrará objetos que pueden resultar peligrosos.

  3. En caso de que el coche se vea arrastrado por el agua…
    Con una altura de 20 cm, el agua llegará a mitad de rueda aproximadamente y costará mucho dirigirlo ya que se pierde adherencia en las ruedas motrices. A partir de 30 cm de altura (más de media rueda) el coche será arrastrado por la corriente sin control. Si esto pasa y el vehículo comienza a flotar y a ser arrastrado, alerta a los servicios de emergencia (112) y sal del habitáculo inmediatamente. Lo mejor es hacerlo por el lado del coche contra la corriente, para evitar ser arrollado por el vehículo.
    – Siempre que sea posible, es mejor salir por la ventanilla. Si no puedes bajarla, intenta romperla haciendo palanca por el hueco de la ventana con un objeto largo y punzante, ya que romper el cristal a golpes es muy difícil.
    – Si no es posible salir por la ventanilla, abre la puerta a favor de la corriente y salga. Con el coche parcialmente sumergido, solo podrás abrirla cuando se igualen las presiones interior y exterior.
    – Los especialistas en rescates descartan esta opción para salir del habitáculo de un coche que se inunda. “Sacar el parabrisas delantero es muy muy difícil a no ser que esté deteriorado. Romper un vidrio desde el interior es muy difícil, ya que no hay distancia y hay que golpearlo en un lateral y no en el centro”, afirman. Además, hay un peligro añadido. Por el peso del motor, el coche puede quedar mirando hacia donde viene el agua: si quitamos ese cristal, existe el riesgo de que el habitáculo se inunde rápidamente y nos ahoguemos.
  4. Quédate en el techo y espera que te ayuden
    Una vez fuera del coche, permanece en el techo a la espera de ayuda. Desde este punto, estarás más seguro y serás más visible y accesible para los medios de rescate. Lo que debes hacer es nadar contracorriente pues resulta muy peligroso.

*Artículo original publicado por Noelia López en Autobild.es

Te recomendamos

Sobre el autor

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.