Tecnología

3 razones de que tu motor esté perdiendo potencia (y cómo arreglarlo con 12 euros)

motor

Quizá todos damos por hecho que, con los años, los motores pierden potencia porque las piezas se desgastan. Pero en algunos casos se puede solucionar fácilmente con una inversión de apenas 12 euros. Vamos a ver qué es lo que ocurre dentro de un motor “viejuno”.

Son máquinas cotidianas que forman parte de nuestras vidas y no las damos importancia, pero un coche es un vehículo extraordinariamente sofisticado y tecnologíco. Y lo más impresionante de todo es, seguramente, el motor.  Miles de piezas que interactúan entre sí en unas condiciones extremas de presión, calor y movimiento. ¿Por qué los motores pierden potencia con los años?

Un motor de un buen coche puede funcionar 500.000 Kilómetros sin apenas resentirse. Eso son más de 12 vueltas al mundo… Es un logro impresionante pero lo más normal, especialmente en vehículos en serie o de bajo precio, es que a partir de los 80.000 o 100.000 Kilómetros comencemos a notar que el coche no tira. O al menos, no lo hace con tanto empuje como cuando lo compramos.

En estos casos lo mejor es preguntar a un experto. Nuestro compañero Vicente Cano de Auto Bild nos explica que las causas pueden ser variadas. Algunas tienen un fácil arreglo, y otras no. Como nosotros, los coches también se hacen viejos y sufre achaques propios de la edad…

El problema de esta pérdida de potencia no es solo que al coche le cueste más acelerar, sino que también aumenta el consumo de combustible, así que vamos a tener que llenar el depósito más a menudo.

El motor de un coche tiene miles de piezas y componentes, y muchas de ellas se desgastan con el paso del tiempo. Por suerte, algunas son sencillas y baratas de sustituir.

Los filtros

La causa más común de que un coche comience a perder potencia con el paso de los años, es que se ensucien o estropeen los filtros del aire o el combustible.

El filtro de aire limpia el aire que entra en el motor, y si está muy sucio el fujo es menor, y esto afecta a la potencia. Es recomendable revisarlo cada 15.000 Kilómetros.

Revisar y cambiar el filtro de aire es algo que podemos hacer nosotros mismos, tal como Auto Bild no explica en este tutorial. Es una operación que apenas nos costará 12 euros.

El mismo principio se aplica al filtro de gasolina o diésel, según tu coche. También se ensucian y hay que cambiarlos cada ciertos años. Pero en este caso puede que tengas que llevarlo al taller.

Las bujías

Otra causa de pérdida de potencia del motor con los años, son las bujías. Son las que se encargan de la ignición del combustible, y con el tiempo se pueden estropear.

Los expertos recomiendan cambiarlas cada 80.000 Kilómetros más o menos, o cuando notamos una pérdida de potencia del motor.

Los pistones y las válvulas

Llegamos al elemento más delicado. Si la pérdida de potencia está ocasionada por los pistones del motor, tenemos un problema importante.

Con el paso de los años, los anillos de la cabeza de los pistones se acaban desgastando. Es algo inevitable, aunque dependiendo de su calidad puede que nunca ocurra antes de jubilar el coche.

Este desgaste provoca que los golpes de la compresión no envíen toda su fuerza a través del cigüeñal, reduciendo la potencia. Si es grave, puede hacer que entre combustible y aceite en el motor. Su cambio cuesta bastante dinero.

Finalmente, otro problema que genera pérdida de potencia es un mal sellado de las válvulas. Suele ser un defecto del motor, con suerte si lo tienes en garantía te lo arreglarán gratis.

*Artículo original publicado en Computerhoy.com

Te recomendamos

Sobre el autor

Juan Antonio Pascual

Periodista, informático o escritor vocacional según lo requiera la ocasión, he colaborado en más revistas de informática y videojuegos de las que puedo recordar.
Centrado ahora en contenidos web, me encontrarás en Personal Computer & Internet, computerhoy.com y ticbeat.com.