Según se ha descubierto en los dispositivos con Windows 10 versión 1809, que son aquellos que cuentan con la actualización de octubre de 2018, existe un error que hace que el sistema tarde hasta 60 segundos en apagarse o entrar en el modo suspensión.

Microsoft ya ha confirmado este error en el sitio web de la comunidad técnica de Microsoft, y aclaran que se reproduce cuando contamos con algún dispositivo USB del tipo C conectado al momento de realizar el apagado o al entrar al modo suspensión.

Este error ya ha sido reproducido paso a paso por los de Redmond, y sucede cuando la interfaz de software del sistema del conector USB del tipo C, administra un nuevo evento de conexión o desconexión mientras se inicia el apagado o la suspensión del sistema.

Dejan claro que este fallo no afecta a la funcionalidad del puerto USB del tipo C, con lo que tanto el dispositivo como el conector seguirían funcionando tras el reinicio. De momento se desconoce cuándo Microsoft lanzará una solución para el problema. No queda claro por qué este error únicamente se reproduce en la versión 1809 de Windows 10.

Si tienes este problema lo mejor es que actualices Windows 10 a la versión 1903 de mayo que ya la debes tener disponible. Si por alguna circunstancia no la puedes o no la quieres actualizar, cerciórate de que siempre que vayas a apagar el ordenador o a entrar en modo suspensión, no tengas conectado ningún dispositivo USB del tipo C.