Seguridad

Los precios de fármacos, drogas y armas suben en la dark web por el coronavirus

Los precios de fármacos, drogas y armas suben en la dark web por el coronavirus

Los ciberataques aumentarán y la Europol dice que ya no es “impensable” que un ataque a larga escala paralice toda la sociedad. Además, la entidad policial prevé un aumento de los precios de los productos “ilícitos” que se venden en la dark web —medicamentos, drogas o armas—.

Los ciberataques se multiplicarán y el tráfico de drogas, armas y medicamentos en la dark web también se complica por la crisis del coronavirus.

Es una de las principales conclusiones que ha alcanzado la Europol en un informe reciente sobre el impacto del COVID-19 en la seguridad europea. La entidad policial prevé incrementos en los precios de los bienes “ilícitos” que los criminales venden a través de la dark web.

La Europol detecta hasta 7 vulnerabilidades que serán explotadas por los criminales. Desde la alta demanda de productos —muchos de ellos farmacéuticos—, a las restricciones de la movilidad, el aumento del teletrabajo, la sensación de ansiedad en los ciudadanos o la “invisibilización” de las actividades delictivas ahora que “se ha limitado la vida pública”.

“La pandemia tiene un impacto en las operaciones de la dark webCiertos productos ilícitos serán más caros por el desabastecimiento de materias primas. Muchos vendedores de la dark web ofrecen descuentos en productos relacionados con el coronavirus: son estafas”, advierte la organización.

El informe abunda además en la ciberseguridad, los fraudes, los asaltos domiciliarios o las falsificaciones como algunos de los riesgos que se vivirán por el confinamiento generalizado para frenar el brote de coronavirus.

En cuanto al cibercrimen, la Europol asume que el número de ataques informáticos se multiplicarán en los próximos días. “Los cibercriminales seguirán innovando en el desarrollo de programas malciiosos que usarán como gancho la pandemia de COVID-19. Esto podría aumentar sus actividades a nuevos tipos de ataques en línea”.

De hecho, los ciberdelincuentes se aprovecharán de un “creciente número de factores de ataque”, ahora que “un gran número de empleados han adoptado el teletrabajo con la posibilidad de conectarse a los sistemas de sus empresas desde casa”.

“La posibilidad de un ciberataque de larga escala con serias repercusiones en el mundo real y que sea capaz de paralizar un sector o a la sociedad entera ya no es impensable“, detalla la Europol, que recuerda que como medida de prevención se ha creado un protocolo aprobado por el Consejo Europeo en diciembre de 2018.

Este protocolo contempla la creación del Equipo de Respuesta a Incidentes y Crisis de Ciberseguridad Transfronterizos. Se trata del Europol European Cybercrime Centro, o Centro del Cibercrimen Europeo de la Europol, que responde a las siglas de EC3.

Más allá del ámbito digital, la Europol también advierte de la incidencia de los crímenes de estafa o asalto domiciliario durante la crisis del coronavirus. Por ejemplo, incide en que los estafadores han adaptado sus estafas telefónicas, o la falsificación de productos sanitarios.

Los asaltos tienen como principal objetivo una población vulnerable: los mayores. “Los delincuentes acceden a las viviendas haciéndose pasar como personal médico que van a facilitar información o productos de higiene, o bajo el pretexto de realizar un test de coronavirus”.

El informe cita experiencias como las ocurridas en uno de los países de la UE. “Los delincuentes llamaron a la víctima advirtiéndola de que un familiar estaba hospitalizado con síntomas de coronavirus, con lo que los ladrones se presentaron en casa ataviados como médicos con protecciones respiratorias. Los doctores falsos llegaron en mitad de la noche”.

*Artículo original publicado en Business Insider

Te recomendamos

Sobre el autor

Business Insider