Seguridad

Escándalo en Snapchat: sus empleados espiaron a los usuarios sin motivo

Escándalo en Snapchat: sus empleados espiaron a los usuarios sin motivo

Nueva polémica en torno a la privacidad: empleados de Snapchat habrían espiado a los usuarios a través de varias herramientas que la red social del fantasmita emplea para mejorar los servicios que brinda a los internautas.

Desde Snap, compañía creadora de la red social Snapchat, varios departamentos cuentan con herramientas para consultar los datos introducidos por los usuarios en sus cuentas personales. Esto no supondría ningún problema si no fuera porque, al parecer, unos cuantos empleados habrían abusado de este poder y habrían aprovechado para espiar a los usuarios de Snapchat.

La publicación Motherboard ha tenido acceso a varias fuentes relacionadas que han confirmado esta infracción de la privacidad por parte de varios empleados. Estos habrían tenido acceso tanto a las imágenes publicadas como a datos de ubicación, teléfonos o direcciones de correo.

Aunque Snap ha introducido estrictos controles de seguridad para que sólo las personas con permiso pudieran acceder a estos datos, el caso es que el fallo o abuso de poder lo han realizado las personas que contaban con esos permisos.

Por qué la autenticación en dos pasos de Facebook pone en jaque tu privacidad

Cuando nos inscribimos en una red social, damos toda una serie de datos personales de manera voluntaria o inconscientemente, pero de los que no somos conscientes es de que hay personas revisando esos datos.

Suele ser necesario contar con el acceso a estos datos para realizar trabajos que mejoran el servicio, personas que, se supone, se comprometen a respetar la privacidad de los usuarios y realizar su función de manera confidencial e integra.

Una de las herramientas internas usadas para acceder a estos datos es SnapLion, que según la fuentes consultadas por MotherBoard, se usó originalmente para recopilar información sobre los usuarios en respuesta a solicitudes judiciales.

Otro equipo llamado, “Spam and Abuse” tendría acceso a los datos para combatir el acoso en la plataforma. Tanto este equipo como el de “Operaciones de Consumidor” tendrían acceso a SnapLion según un correo interno filtrado a la publicación.

De esta manera, una herramienta que debía ser exclusiva de una departamento en concreto se empezó a usar por otros muchos equipos de trabajo. Es ahí donde se ha podido perder el control de ese contenido que como explica un ex empleado a la revista, tener acceso a SnapLion, implica tener “las llaves del reino”.

Así, varios empleados habrían accedido a información personal de algunos usuarios sin ningún motivo claro. Esto supone que podrían haber conseguido el número de teléfono y su ubicación habitual, pudiendo localizar a esa persona.

Después del terrible año que ha pasado Facebook por problemas de este tipo, Snapchat podría seguirle con este escándalo que, de confirmarse, dejaría la imagen de la red social por los suelos. Una red social muy popular entre las poblaciones más jóvenes cuya privacidad y seguridad estarían en peligro.

*Artículo original publicado por Marta Sanz Romero en Computerhoy.com

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.