Seguridad

Simulan la voz de un CEO con IA y estafan 243.000 dólares a su empresa

Simulan la voz de un CEO con IA y estafan 243.000 dólares a su empresa

Se veía venir, llevamos tiempo viendo surgir en internet vídeos falsificados en los que gracias a la inteligencia artificial se consigue que parezca que una persona ha dicho o hecho algo que nunca ha pasado. Estas falsificaciones no han tardado en llegar al mundo del cibercrimen.

Ya sea poner la cara de alguien en el cuerpo de otra persona en un vídeo, o hacer que sus movimiento faciales simulen que dice algo falso: los deepfakes se están convirtiendo en una plaga en internet y estaba claro que su principal destino iba a acabar siendo el engaño, la manipulación y el robo.

Esto es lo que ha conseguido un grupo de estafadores. A través de un sistema de inteligencia artificial han falsificado la voz del CEO de una compañía, consiguiendo estafar 243.000 dólares a través de un empleado que pensaba que estaba recibiendo instrucciones del director de esta empresa.

Esta estafa entraría dentro de los que se conoce como Vishing, similar al phishing pero a través de llamadas telefónicas y por voz, en vez de recurrir al correo electrónico. Los nuevos sistemas de deepfake permiten a los estafadores ser aún más convincentes y que sus víctimas duden menos a la hora de fiarse de ellos.

7 cosas que debes hacer para proteger tu router de ciberataques

Según la información aportada por Wall Street Journal, los estafadores contactaron en marzo de este año con una empresa energética de Reino Unido, subsidiaria de otra empresa alemana. Utilizando un software de falsificación de voz, se hicieron pasar por el CEO alemán de la empresa y ordenaron al director de la empresa británica que realizara una transferencia de 243.000 dólares a un proveedor en Hungría.

La víctima no dudó ni un momento al reconocer la voz del CEO con quien ya había hablado en otras ocasiones, pero el dinero pasó de Hungría a México y así a otros lugares hasta desaparecer del mapa.

Las autoridades continúan investigando el caso y la empresa ha podido recuperar el dinero gracias a sus aseguradora, pero no deja de ser un suceso significativo que demuestra los peligros a los que nos enfrentamos con las nuevas tecnologías. Ante ello, las empresas deberán reforzar los sistemas de seguridad y verificación para ponerse lo más difícil a los piratas informáticos.

*Artículo original publicado por Marta Sanz Romero en Computerhoy.com

Te recomendamos

Sobre el autor

ComputerHoy.com