Seguridad

QKD, la tecnología que podría llevar los mayores secretos bajo tierra

tunel bajo tierra

Gobiernos y bancos están probando a guardar sus datos más confidenciales en túneles bajo tierra. Concretamente, los secretos viajarían dentro de cables de fibra óptica protegidos por el intercambio de claves cuánticas, conocido como QKD por sus siglas en inglés.

El intercambio de claves cuánticas, conocido como QKD por sus siglas en inglés, podría convertirse en la mejor tecnología para salvaguardar datos confidenciales y ser, consecuentemente, el futuro de las comunicaciones.

Actualmente en el Túnel Holland, que conecta la isla de Manhattan con Jersey City, junto a los coches viajan datos dentro de un cable de fibra óptica con la tecnología QKD. De demostrar su alta seguridad, podría ser el medio por el que los gobiernos y bancos decidieran transportar y guardar sus mayores secretos.

El cable lo opera Quantum Xchange y, mientras que no han querido revelar exactamente qué entidades están probando la tecnología, alegaron que las compañías se planteaban usarlo para guardar sus datos más privados, como algoritmos de trading.

Pero ¿por qué es tan seguro el intercambio de claves cuánticas? Actualmente una agencia de inteligencia podría interceptar un cable de fibra óptica sin que la víctima lo note ya que se seguirían recibiendo sus mensajes con normalidad, sin ningún tipo de retraso.

No obstante, el QKD cambia esto adoptando la percepción de que la luz también puede comportarse como una partícula. Usan láseres para disparar los datos en pulsos de luz; si alguien intenta acceder a los datos interrumpe el camino del pulso impidiendo que lleguen a su destino en el momento exacto, por lo que tanto el emisor como el receptor sabrían que alguien ha interceptado la comunicación. El sistema de cifrado supuestamente es tan fuerte que ni siquiera una computadora cuántica avanzada los puede descifrar.

Peron ¿y qué ocurre con el encriptado? ¿no es suficiente? Realmente el encriptado pierde todo su valor si el hacker consigue acceder a las claves digitales empleadas para cifrar y descifrar los mensajes. Los ordenadores cuánticos se posicionan como una amenaza para el actual sistema de encriptado, dada su altísima capacidad de procesar datos y adivinar códigos.

El poder de la computación cuántica para cambiar el mundo

Eso sí, QKD también tiene sus límites. Para empezar, solo protege los datos en movimiento, mientras se transportan de un punto a otro. Además, está la desventaja de la distancia. Actualmente los datos solo pueden recorrer a máxima velocidad algo menos de 100 kilómetros. Para ampliar la distancia hacen falta nodos, que también tendrían que protegerse. Como revelan desde Bloomberg, en China usan guardias armados para proteger los nodos físicos.

Pese a quedar un largo camino para superar estos límites, las compañías están compitiendo por recorrerlo y comercializar la tecnología antes de que los ordenadores cuánticos estén completamente extendidos.

Vía | Bloomberg

Sobre el autor

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.