Seguridad

Los planes de Donald Trump para la ‘guerra espacial’ del siglo XXI

Trump quiere actualizar la estrategia militar de EEUU para instalar una red de sensores e incluso interceptores en el espacio para luchar contra los misiles hipersónicos de China o Rusia.

Que Donald Trump tiene sus miras puestas en lo más alto de los cielos (y muy poco sobre la Tierra) no es ninguna novedad. Sus pensamientos rara vez guardan sentido con la realidad que todos vemos, pero la frase también puede aplicarse a su obsesión con la carrera espacial. Con la salvedad de que el polémico presidente de cabellos dorados no piensa en la exploración científica, sino en el uso del espacio para fines militares.

Con el objetivo de defenderse de potenciales misiles avanzados (hipersónicos o de crucero) desde China, Corea del Norte o Rusia, Trump ha trazado esta semana sus planes para una nueva serie de sensores espaciales y otros sistemas de alta tecnología diseñados para detectar y eliminar más rápidamente los ataques. En un discurso de apenas 20 minutos ante el Pentágono este jueves, el presidente norteamericano ha anunciado un sistema de defensa antimisiles que tendrá el espacio como epicentro de esta escalada de agresividad.

Nuestro objetivo es simple: asegurarnos de que podemos detectar y destruir cualquier misil lanzado contra Estados Unidos, en cualquier lugar, en cualquier momento, en cualquier lugar“, dijo Trump. “En una época de amenazas que evolucionan rápidamente, debemos estar seguros de que nuestras capacidades defensivas no tienen rival y son incomparables en cualquier parte del mundo”.

Demuestran cómo los bots inundaron Twitter de mentiras en la victoria de Donald Trump

La nueva estrategia militar es la primera revisión que se hace desde 2010 y busca proteger adecuadamente a los Estados Unidos, para lo cual el Pentágono debe expandir sus tecnologías de defensa en el espacio y usar esos sistemas para detectar, rastrear y finalmente derrotar más rápidamente los misiles entrantes.

A su vez, el secretario interino de Defensa, Pat Shanahan, concretó que los nuevos misiles hipersónicos que están desarrollando naciones como Rusia y China son más difíciles de ver, más difíciles de rastrear y más difíciles de derribar. Para luchar contra ellos, EEUU quiere crear una capa de sensores en el espacio para detectar más rápidamente los misiles enemigos cuando se lanzan.

La Administración Trump también planea estudiar la idea de instalar interceptores en el espacio, para que los Estados Unidos puedan atacar misiles enemigos entrantes durante los primeros minutos de vuelo cuando los motores impulsores todavía están encendidos.

Te recomendamos

Sobre el autor

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y ganador del European Digital Mindset Award 2019.