Para estafadores y cibercriminales, 2019 está siendo un gran año.

Según un informe de CipherTrace, desde enero han sido robados en las casas de cambio y plataformas un total de 4.260 millones de dólares en criptomonedas de inversores y usuarios.

Como en cualquier atraco, los hackers de criptomonedas solo logran su objetivo cuando consiguen una huida perfecta.

10 años desde la creación del Bitcoin, ¿ha cumplido las expectativas?

Esto implica robar criptomonedas a usuarios desprevenidos, escapar de las fuerzas del orden, lavar el dinero y finalmente ser capaz de introducirlo en el mercado de las monedas convencionales para gastarlas en el mundo real.

Pero no siempre es así.

Estos son algunos de las mayores estafas —y arrestos— de 2019.

Roban 28 millones de dólares en un hackeo a una casa de cambio japonesa, BITPoint

La plataforma de cambio en criptomonedas japonesa, BITPoint, perdió 28 millones de dólares en criptomonedas el pasado mes de julio.

Se trata, eso sí, de una cifra 4,5 millones de dólares menor que de la que se informó originalmente el día del robo, el pasado 12 de julio.

De los 28 millones, un total de 19,3 millones de dólares en criptodivisas pertenecían a los fondos de los clientes. El resto era de BITPoint.

Entre los activos financieros que fueron robados se encontraban unidades de Bitcoin, XRP, Ethereum, Litecoin y Bitcoin cash.

Debido al ataque informático, BITPoint suspendió todos los depósitos y retiros de criptodivisas provisionalmente. Asahi Shimbun, propietario de BITPoint, anunció que reembolsaría las cantidades usurpadas a sus usuarios, pero no en efectivo.

Hackers roban 40 millones de dólares en criptomonedas de otra casa de cambio, Binance

Binance

Binance, una de las plataformas de criptodivisas más grandes, sufrió el robo de 40 millones de dólares en mayo.

Aunque es poco común ver una plataforma consolidada como Binance sufrir un ataque informático, los cibercriminales no solo consiguieron ‘levantar’ 7.000 unidades de bitcoin, sino también los códigos de autenticación y los tokens API. Binance también ha confirmado que los hackers lograron dejar comprometidas un gran número de cuentas.

Aunque los hackers abandonaron su ataque tras robar 40 millones de dólares, el impacto no es muy grande para Binance porque solo supone un 2% de los fondos de la firma.

En un comunicado publicado en su web, Binance confirmaba que los hackers fueron pacientes, esperaron y “ejecutaron acciones muy bien orquestadas en el momento perfecto a través de cuentas que aparentemente eran independientes”. “Las transacciones tuvieron lugar mediante una estructura que superó nuestras comprobaciones de seguridad. Desafortunadamente, no fuimos capaces de bloquear este ataque después de que fuera ejecutado”.

La plataforma detalló que utilizaría los fondos de su propio seguro, SAFU, para cubrir las pérdidas de los usuarios.