Seguridad

Un hacker pudo envenenar a 15.000 personas con lejía a través del suministro de agua

hacker suministro de aguas

Cuando se habla de los riesgos de un ciberataque, pocas veces se piensa en el peligro que implica para la salud física. Un pirata informático accedió de forma remota un sistema informático de aguas en Florida y pudo intoxicar a 15.000 personas.

¿Es posible hackear el agua? A través del Internet de las Cosas, cualquier dispositivo conectado es susceptible de caerr en las garras de un ciberatacante y servir a un propósito espúreo, algo que casi sucede en la localicdad estadounidense de Oldsmar. La polícia local del municipio informó acerca de la detección de un acontecimiento escalofriante: un pirata informático accedió de forma remota al sistema de la planta de tratamiento de agua e intentó aumentar la cantidad de hidróxido de sodio 100 veces.

Se trata de una nueva y espeluznante señal de que no solo están en juego datos personales sensibles, información corporativa o el dinero que atesoramos en nuestra cuenta bancaria, sino que un ciberdelito puede implicar accidentes de tráfico, robos en hogares y oficinas, colapso de hospitales debido al ransomware o manipulación de toda clase de wearables, software y máquinas inteligentes, desde televisores a puertas, iluminación o cafeteras.

Fue Bob Gualtieri, alguacil del condado de Pinellas, quien anunció el ataque que está siendo investigado tanto por autoridades locales como federales. En rueda de prensa reveló que dicha cantidad de lejía en el agua potable era preocupante. Este compuesto corrosivo se emplea en pequeñas cantidades para controlar la acidez del agua, pero llega a ser letal si hablamos de concentraciones elevadas y sin diluir.

Un hacker roba datos de un club de fumadores de marihuana para hacerse viral

Por fortuna, el hackeo del agua se quedó en tentativa y el ciberataque no terminó alterando el suministro de la ciudad, que tiene una población de aproximadamente 15.000 habitantes.“En ningún momento hubo un efecto adverso significativo en el agua que se estaba tratando”, dijo Gualtieri en el evento, según lo citado por el Times. “Es importante destacar que el público nunca estuvo en peligro”.

Los operadores de la planta notaron por primera vez que alguien estaba accediendo al sistema de la planta de forma remota la semana pasada. En un primer momento no se consideró inusual ya que el acceso remoto se realiza de forma rutinaria. Pero cuando en el mismo día volvió a suceder decidieron intervenir y por el momento, el sistema está desconectado del acceso remoto.

Este intento de manipulación del suministro de agua apunta de nuevo hacia las vulnerabilidades de los sistemas conectados en instalaciones críticas, cuya fragilidad o desprotección ante ataques organizados los convierten en goloso cebo para toda clase de artimañas, secuestros de datos o, en este caso, riesgos graves para la salud pública que por suerte, no llegaron a buen puerto.

Fuente | Tampa Bay Times

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.