Seguridad

10 claves para evitar una estafa en tu alquiler vacacional por Internet

10 claves para evitar una estafa en tu alquiler vacacional por Internet

Si para viajar este verano has optado por la posibilidad del alquiler vacacional te contamos algunas de las claves que debes tener en consideración para evitar estafas en esta clase de plataformas, según la OCU.

En la actualidad, además de la tradicional oferta hotelera, las aplicaciones colaborativas han asentado un nuevo modelo de alquiler vacacional al calor de propuestas como Airbnb -que en muchas ciudades del mundo están siendo acotadas y sometidas a legislación para frenar las subidas del alquiler y los fenómenos de gentrificación de los barrios-. Frente a las ventajas o atractivos que este tipo de propuestas tienen para los usuarios, hay que tener cuidado con las estafas.

5 medidas tomadas en San Francisco para proteger el alquiler ante Airbnb

La Organización de Consumidores y Usuarios realiza diversas recomendaciones para evitar disgustos, fraudes y timos al reservar un alojamiento vacacional por Internet, cada vez más sofisticados. Algunas de ellas son no establecer comunicaciones fuera de la plataforma, no transferir dinero desde fuera de la página web o de la aplicación, realizar el pago por un medio seguro y conservar una copia de la reserva o señal. 

Los fraudes más comunes son la estafa del pago por adelantado -por ejemplo, tentando a la víctima a transferir el dinero ahorrándose los costes propios de la app y al margen de la plataforma-, el recurrente phishing -que sobre todo tiene lugar a través del correo electrónico– o la transferencia bancaria a cambio de una vivienda a bajo precio -que nunca es entregada a la víctima-.

10 consejos antes de contratar una vivienda vacacional por Internet

  • Comparativa exhaustiva: No te dejes llevar por la emoción y contrasta de forma rigurosa tanto los precios como las condiciones de diferentes plataformas. Ten en cuenta que los costes más bajos suelen estar ligados a una menor flexibilidad y a condiciones más reducidas.
  • Lee las condiciones y recomendaciones de las plataformas de alquiler de alojamiento vacacional.
  • Comunícate estrictamente mediante la plataforma y jamás transfieras dinero desde fuera de la app o web. Si lo haces no tendrás garantía no podrás reclamar nada ante la plataforma.
  • Desconfiar de los alquileres con precios por debajo del mercado y de aquellos anuncios que ofrezcan casas espectaculares a precios insólitamente baratos.
  • Verifica varias fuentes para la veracidad del anuncio. Por ejemplo, comentarios de otros usuarios, imágenes de Google Maps. mismo anuncio en otras apps o puntuaciones -estrellas, valoración numérica, etc-. También puedes hacer preguntas al propietario por servicios concretos en la zona como restaurantes o actividades lúdicas.
  • Haz el pago a través de un medio seguro que permita dejar rastro, como tarjeta de crédito, Paypal o transferencia bancaria. Comprueba que el titular de la cuenta es el mismo que del alquiler vacacional.
  • Contacta previamente con el anunciante por teléfono antes de hacer la reserva. De esta manera podrás confirmar su identidad y aclarar todo aquello que genere dudas.
  • Si puedes, no pagues el importe completo por adelantado, sino la menor cantidad exigida y el resto a tu llegada tras la comprobación.
  • Conservar siempre una copia de la reserva o señal. Y en caso de que se solicite una fianza, detalla de forma clara el concepto, las condiciones y la previsión de la devolución. Pide que se incluya un inventario y el estado en el que se halla.
  • Acude a la Policía o al Grupo de delitos telemáticos de la Guardia Civil en caso de posible estafa. También debes hablar con la plataforma para la retirada del anuncio, ayudando de este modo a otras posibles víctimas.

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.