Llega el verano, y con él la posibilidad de hacer viajes por todo el mundo, y uno de los destinos turísticos que mejor se venden son los viajes a China, algo que podría poner en peligro tu privacidad.

Según publicaciones como The GuardianMotherboard The New York Times, los agentes fronterizos chinos han estado instalando spyware en los teléfonos de los turistas que ingresan al país a través de ciertas fronteras en la región de Xinjiang, un área en la que China pone su foco sobre una vigilancia intensiva hacia grupos de minorías étnicas como musulmanes que viven en dicha zona.

Según señalan estos medios internacionales, los agentes fronterizos de la región exigen a los turistas el desbloqueo de sus teléfonos móviles antes de entrar al país. Los agentes pueden llegar a desaparecer con sus teléfonos móviles hasta una hora.

El sistema de crédito social en China: una distopía hecha realidad

Supuestamente durante ese tiempo, a los iPhone se les introduce en una máquina que escanea el contenido del teléfono para buscar información sospechosa; para los teléfonos Android van mucho más lejos, y se les instala directamente una aplicación de software espía que escanea el teléfono y recopila datos.

La aplicación, de nombre BXAQ, es capaz de recopilar los contactos telefónicos, mensajes de texto, historial de llamadas, entradas de calendario y las aplicaciones que están en el dispositivo, y después cargan toda esta información en unos servidores. Lo que pretenden los agentes fronterizos es buscar información extremista, algo que puede meter en un gran lío al turista.

En general, la aplicación se borra una vez que finaliza la inspección, pero parece que algunos agentes fronterizos olvidan eliminarla y hay pruebas de la existencia de la misma. Parece que se repite una pauta: todas las personas que son interceptadas entran a China desde Kirguistán.

Parece bastante improbable que un turista que proceda desde Europa o Estados Unidos pueda contar con un problema de estas características, pero está claro que hoy día nunca se sabe si un agente fronterizo del país que sea, puede acabar exigiendo una inspección de tu dispositivo electrónico.Investigaciones señalan que China instala software espía en los móviles de los turistas