Las cámaras han sido detectadas en los asientos de algunos aviones de Singapore Airlines y de American Airlines, haciendo que se desate la preocupación por la privacidad entre los pasajeros.

La voz de alarma la dio hace unos días un usuario de Twitter, que compartió a través de la red social de microblogging unas imágenes donde se podía ver la cámara integrada en el sistema de entretenimiento de un avión de Singapore Airlines.

Más de la mitad del tráfico de las aerolíneas proviene de bots dañinos

La compañía aérea respondió a su tuit informando de que los fabricantes integran las cámaras en el sistema de entretenimiento como parte del equipamiento original, pero que en sus aviones siempre están desactivadas y que no tienen intención de darles uso en el futuro. No obstante, esta respuesta no tranquilizó a muchos usuarios, que afirmaron temer por su privacidad. 

Tras esta denuncia inicial, BuzzFeed News informó de que Singapore Airlines no era la única línea aérea que tenía cámaras en los asientos de sus aviones. Este medio ha demostrado que los sistemas de entretenimiento de algunas aeronaves de American Airlines también están equipados con cámaras, por lo menos desde junio de 2017.

Como respuesta a este informe, las declaraciones ofrecidas por American Airlines fueron muy parecidas a las de Singapore Airlines: que las cámaras estaban incluidas en el equipamiento por el fabricante y que estaban desactivadas. Indicaron que no las habían retirado porque tenían previsto darle uso en el futuro, por ejemplo para introducir el control por gestos del sistema de entretenimiento.

Para garantizar que se respeta su privacidad, los usuarios reclaman a estas aerolíneas que tapen estas cámaras, bien con cinta adhesiva o bien con cualquier otro sistema que impida que el objetivo les apunte.