Salud

Volar en avión implica menor riesgo de contagio que restaurantes y supermercados, según un estudio de Harvard

Volar en avión implica menor riesgo de contagio que restaurantes y supermercados, según un estudio de Harvard

Un estudio de la Universidad de Harvard publicado este martes utilizó modelos de computadora para revisar el flujo de aire en las cabinas de los avione, concluyendo que los sistemas de ventilación especializados a bordo filtran el 99% de los virus en el aire.

Una reciente investigación de Harvard destaca que volar en avión puede implicar menor riesgo de contagio por coronavirus que acudir a restaurantes y supermercados. Aunque fue financiado por aerolíneas, fabricantes de aviones y aeropuertos, sus investigadores, procedentes de la Escuela de Salud Pública de Chan, insisten en que esto no afectó sus hallazgos.

El “enfoque en capas, con ventilación de puerta a puerta, reduce el riesgo de transmisión del SARS-CoV-2 a bordo de la aeronave por debajo del de otras actividades de rutina durante la pandemia, como ir de compras o salir a comer“, según el estudio.

Las conclusiones de la investigación apuntan a que existe un riesgo relativamente bajo de contraer COVID-19 en un avión debido a los sistemas de ventilación “sofisticados”, las políticas obligatorias de máscaras y los procedimientos de limpieza mejorados. 

Una de las principales ventajas de los aviones con respecto a otros entornos es que la edad del aire es significativamente menor a la de restaurantes, supermercados, e incluso los propios hogares, debido principalmente a que las cabinas de los aviones comerciales cuentan con filtros de aire de partículas de alta eficiencia con filtro HEPA, que eliminan el 99,97% de las partículas, incluidas bacterias y virus.

Cualquier partícula liberada por la tos o un estornudo se elimina en tan solo dos a cinco minutos, lo que reduce la posibilidad de exposición y contrarresta la proximidad de otros pasajeros. “La ventilación contrarresta eficazmente la proximidad a la que están sujetos los viajeros durante los vuelos”, reza el informe.

Los rescates a las aerolíneas paralizarían la transición a una aviación más verde

“La ventilación de las aeronaves ofrece una protección mejorada para diluir y eliminar los contagios transmitidos por el aire en comparación con otros espacios interiores con ventilación mecánica convencional y es sustancialmente mejor que las situaciones residenciales”, revela el estudio.

No es el primer estudio de esta índole, ya que otro informe del Departamento de Defensa de Estados Unidos, publicado este otoño, también encontró que el riesgo de exposición en un avión es bajo. Este último utilizó maniquíes equipados con máscaras quirúrgicas y equipo de detección de partículas en aviones Boeing 767 y 777, hallando escaso riesgo de contagio gracias a las mascarillas y la ventilación de aire eficiente.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo también informó recientemente de 44 casos de transmisión de COVID-19 asociados con viajes aéreos, rastreando vuelos con más de mil millones de pasajeros en total antes de que las aerolíneas adoptaran protocolos de limpieza y requisitos de mascarillas más estrictos. Todavía existe margen de mejora para extremar la seguridad: mayor separación de los pasajeros en los procesos de embarque, crucero y desembarque, así como el funcionamiento del sistema de ventilación cuando el avión está en tierra.

Según destaca la CNN, los científicos de Harvard alentaron a las personas a minimizar la eliminación de la máscara, como al comer o beber, durante el vuelo. Ahora se encuentran analizando otras partes de la experiencia de viaje, como el momento en el que las personas se congregan sin el sistema de ventilación del avión, como en las salas de espera de los aeropuertos y las líneas de seguridad.

Fuente | CNN

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.