Salud

Un estudio vincula al Alzheimer la bacteria bucal que origina la gingivitis

Un estudio vincula al Alzheimer la bacteria bucal que origina la gingivitis

El Alzheimer podría estar vinculado de alguna manera a la salud bucal, puesto que un estudio reciente ha hallado la bacteria Porphyromonas gingivalis ha sido hallada en el cerebro de los pacientes.

Una reciente investigación publicada en la revista Science Advances. que la bacteria que causa la enfermedad de las encías -conocida como gingivitis- está presente en el cerebro de las personas con Alzheimer, no solo en la boca. El estudio también encuentra que en los ratones las bacterias desencadenan cambios cerebrales típicos de la enfermedad. La bacteria se conoce como Porphyromonas gingivalis, cuya acción puede derivar en pérdida de hueso o en inserción colágena.

“Agentes infecciosos han estado implicados en el desarrollo y la progresión de la enfermedad de Alzhéimer anteriormente, pero las pruebas de su causalidad no han sido convincentes”, reveló el autor principal de la investigación, Stephen Dominy, cofundador de la farmacéutica Cortexyme, detrás de la promoción de este estudio. Dominy ha subrayado que se trata de la primera vez que existen pruebas sólidas que vinculan “el patógeno gramnegativo, intracelular, Pg, y la patogénesis del alzheimer, mientras que también se demuestra el potencial de una clase de terapias de moléculas pequeñas para cambiar la trayectoria de la enfermedad”.

El cerebro de los enfermos de Alzheimer reacciona a sus canciones favoritas

En los modelos realizados con ratones, las infecciones orales de esta bacteria condujeron a la colonización del cerebro y a una producción aumentada de la proteína Beta-amiloide, un componente de las placas amiloideas que ya se ha asociado en otras investigaciones con la aparición de la enfermedad neurodegenerativa del Alzheimer. Además, en los cerebros de los enfermos también se detectaron proteasas tóxicas, enzimas que rompen los enlaces peptídicos de las proteínas.

Los experimentos preclínicos para bloquear la neurotoxicidad de la bacteria se basaron en terapias con moléculas pequeñas para eliminar dichas proteasas. La inhibición por COR388 pudo reducir la carga bacterial de una infección de Porphyromonas gingivalis en el cerebro, bloqueando la producción de beta-amiloide, disminuyendo la inflación neuronal y protegiendo las neuronas del hipocampo. 

Otro estudio publicado en PLOS ONE en octubre de 2018 por un equipo de la Universidad de Illinois en Chicago también encontró que una infección oral con P. gingivalis puede causar acumulación de amiloide y neurodegeneración en el cerebro de ratones. Algunos científicos han subrayado que la bactería podría ser un factor contribuyente, pero no la principal causa de aparición de la enfermedad. 

Fuente | Science Mag

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.