Salud

¿Cuál es la variedad de lechuga más sana y qué beneficios tiene?

tipos de lechuga y ventajas

Es la reina de las ensaladas, uno de los alimentos más socorridos en época de calor y acompañamiento durante todo el año. Hablamos de la lechuga, sus beneficios para tu salud y cuál es la variedad más sana y nutritiva.

La lechuga, científicamente conocida como Lactuca sativa, fue cultivada por primera vez por los egipcios hace miles de años, que la consideraron sagrada. Griegos y romanos también la incluyeron en sus dietas, aprovechándose de su poder ligeramente soporífero para dormir mejor. Durante el Medievo sus propiedades medicinales aparecen en numerosos textos, pero no fue hasta el período comprendido entre los siglos XVI y XVIII cuando se desarrollaron diferentes tipos, tras descubrir una subespecie particular podía polinizarse de forma cruzada. Y hoy en día se encuentra en todas las partes del mundo.

Ensalada sideral: la primera lechuga en el espacio es tan rica y sana como la terrestre

Si atendemos a sus propiedades, la lechuga destaca por su elevado contenido de agua, así como pequeñas cantidades de proteínas, grasas, carbohidratos, fibra dietética y azúcares. Los minerales y vitaminas que se encuentran en ella abarcan calcio, hierro, magnesio, fósforo, potasio, sodio y zinc junto con vitaminas B como tiamina, riboflavina, niacina, ácido fólico, vitamina B6 y vitaminas C, A, E y K. Según Food Data Central, 100 gramos de lechuga de hoja verde contienen aproximadamente 2,9 g de carbohidratos y 15 calorías.

Repasaremos a continuación los beneficios principales de esta verdura alcalinizante, refrescante, remineralizante y sedativa, y cuál es la variedad de lechuga más nutritiva que existe.

Ventajas para tu salud de comer lechuga

  • Reduce los niveles de colesterol: La lechuga puede ser beneficiosa para reducir los niveles altos de colesterol que a menudo conducen a enfermedades cardiovasculares (ECV) y otras condiciones peligrosas. Un estudio realizado en roedores para probar el impacto del consumo de lechuga en la grasa y el colesterol reveló una reducción significativa de los niveles de colesterol en comparación con los ratones que no fueron alimentados con lechuga.
  • Induce el sueño: Uno de los principales usos tradicionales de la lechuga en la medicina Unani fue como inductor del sueño. La investigación de los extractos de lechuga resultó en el aislamiento de un químico depresor, que en experimentos con animales reveló efectos sedantes significativos. Una investigación de 2013 sugiere que una sustancia presente en ella disiminuye la frecuencia cardíaca y contracciones ventriculares y compara los efectos sobre el sueño con los del diazepam. 
  • Previene el envejecimiento:  Publicado en la revista Ancient Science of Life Journal, un estudio destaca el importante papel antioxidante de la lechuga para acabar con los radicales libres. Los antioxidantes son sustancias bioquímicas fundamentales para la salud humana y la prevención de enfermedades como el cáncer.
  • Propiedades antimicrobianas: La investigación hasta el momento ha demostrado que Candida albicans y otras levaduras se deformaron por completo al entrar en contacto con la lechuga. Los bioquímicos que se considera que poseen estas propiedades antimicrobianas son los terpenos y cardenólidos, así como enzimas como las glucanasas.
  • Combate la ansiedad: Un artículo de investigación de 2012 publicado en el Asian Pacific Journal of Tropical Disease ha llevado a la conclusión de que la lechuga posee propiedades ansiolíticas. Cuando los animales de laboratorio recibieron extractos de lechuga, su actividad locomotora se redujo, lo que sugiere implicaciones en las poblaciones humanas. Según los NIH, las verduras de hoja verde como la lechuga también se asocian positivamente con nuestra salud cognitiva. 
  • Previene varios tipos de cáncer: Los extractos de hojas de lechuga pueden ayudar a prevenir ciertos tipos de cáncer. Según una investigación publicada en Oncology Reports, el extracto de agua de la lechuga inhibió el crecimiento de células leucémicas y de cáncer de mama.

¿Cuál es la variedad de lechuga más saludable?

En primer lugar cabe destacar que todas las lechugas tienen un gran contenido de fibra y vitaminas, una baja proporción de calorías y grasa, pero algunas tienen mayores nutrientes. La calificada como más sana es la romana, muy rica en fibra dietética, vitamina A, vitamina C, ácido fólico, vitamina K y minerales como fósforo, potasio, calcio, manganeso, hierro y selenio. No tiene colesterol y apenas un 0,3 de grasa total.

Tal y como revelan desde la guía gastronómica del Diario Vasco, las cuatro clases de lechuga verde son la mantecosa, la de cabeza crujiente, la de hojas sueltas y la romana. La primera de ellas tiene hojas verdes con grasa y sabor suave, mientras que las de cabeza crujiente como la iceberg destacan por un color más pálido. La de hojas sueltas es fuerte y crujiente, propia de las ensaladas César.

La lechuga romana destaca por tener más cantidad de vitamina A -un 17% del valor diario recomendado-, además de una presencia más elevada de antioxidantes, vitamina C, potasio, ácido fólico y luteína, mientras que la vitamina K predomina en la de hojas verdes. La menos sana -aunque muy saludable igualmente- es la iceberg.

Fuentes | Lechuga.info/ Organic Facts/

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.