Salud

Un informe de Philips desvela cómo ha afectado la pandemia a nuestro sueño

dormir en tiempos de pandemia

Un 37% de la población sufrió las consecuencias negativas de la pandemia en el sueño, según el estudio Global Sleep Survey 2021 elaborado por Philips.

Sobre el sueño inciden numerosos factores, desde la exposición a la luz y a las pantallas tecnológicas, los horarios regulares, las características de la habitación, la temperatura, el ejercicio físico o el ritmo circadiano. También el estrés, la práctica deportiva o el consumo de determinados medicamentos.

Los tiempos de incertidumbre, el confinamiento prolongado y la crisis sociosanitaria de la COVID-19 no han tenido ningún impacto positivo en nuestro descanso, sino todo lo contrario: el 70% de las personas encuestadas ha experimentado más problemas para dormir y el 72% de los pacientes con apnea del sueño interrupieron su terapia con CPAP debido a la pandemia, según muestran los datos del Global Sleep Survey 2021 de Philips.

En su sexta encuesta anual del sueño titulada ‘Buscando soluciones: cómo la COVID-19 cambió el sueño en todo el mundo’ se entrevistó a 13.000 adultos de 13 países para recabar información sobre actitudes, percepciones y comportamientos relacionados con el sueño. 7 de cada 10 personas tuvieron uno o más problemas para dormir, mientras que 6 de cada 10 relacionaron directamente a la pandemia con su capacidad para descansar adecuadamente. 

“Hemos visto una proporción muchísimo más alta de insomnio en los meses de pandemia, tanto en pacientes con patologías de sueño como en pacientes sin ningún tipo de patología, incluidos los sanitarios, y el aumento de insomnio ha sido desproporcionado”, reconoce la doctora Irene Cano, neumóloga y miembro de la Unidad del Sueño del Hospital Ramón y Cajal. La médico explica que aquellos pacientes que ya padecían insomnio empeoraron debido al confinamiento domiciliario y al no poder hacer actividad física.

15 datos curiosos sobre dormir que seguro que no sabías

Otra tendencia percibida es que han aumentado los recursos de salud digital para problemas relacionados con el sueño. Mientras que algunas personas se han inclinado a la práctica de meditación, lectura o escucha de música relajante, hasta un 34% recurrieron a búsquedas online para obtener más información sobre tratamientos para mejorar el sueño.

Más de la mitad (58%) de los encuestados expresaron su predisposición a buscar en el futuro ayuda de un especialista del sueño a través de servicios digitales. La mayor parte (70%) cree que actualmente sería difícil hallar a un especialista en este campo a través de un programa online o por teléfono.

Otro problema es el de la apnea del sueño, que revela un ligero aumento reportado por quienes han sido diagnosticados con el problema desde el año pasado (12% en 2021 frente a 9% en 2020). La terapia de presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP) es el tratamiento que más se usa, el cual también ha sufrido un descenso debido a la pandemia (18% en 2021 frente a 36% en 2020). Otras personas a las que se les ha recetado jamás han llegado a usarla (16% en 2021 frente a 10% en 2020).

El 72% de los que interrumpieron la terapia con CPAP citaron razones relacionadas con la pandemia para interrumpir sus tratamientos. Los motivos oscilan desde las razones económicas (55%) a la limitación de acceso al material (44%).

Otra gran preocupación es el abuso del uso de dispositivos tecnológicos, los cuales alteran el ciclo de sueño y vigilia. De hecho, ocho de cada diez participantes del sondeo afirman utilizar el teléfono móvil en la cama. Otras personas afirman usar la tecnología para intentar dormirse, como un 39% que dijo ver la televisión con dicho fin.

Puedes descargar el informe completo de Philips aquí.

dormir infografía

Infografía | Statista

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.