Salud

Un estudio revela una ventaja adicional de las almendras al hacer dieta

almendras

Sabemos que las almendras son clabes para los dientes y huesos fuertes por su alto contenido en fósforo y magnesio. También evitan el insomnio, la ansiedad o la osteoporosis. Un nuevo estudio arroja un nuevo beneficio del fruto seco.

Nunca dejamos de descubrir cosas nuevas acerca de los frutos secos y sus ventajas inagotables para nuestro organismo. Una de las últimas revelaciones atañe a las almendras y es especialmente importante para las personas que siguen una dieta para cuidar el nivel de colesterol. La investigación, publicada en Mayo Clinic Proceedings, examinó a 22 hombres y mujeres con colesterol alto que realizaron una serie de intervenciones dietéticas durante un período de tres meses.

Dos de las intervenciones involucraron almendras, consumidas durante siete días consecutivos. En torno a ellas se rastrearon cuántas calorías se volvieron “bioaccesibles”, lo que quiere decir que fueron absorbidas por completo a través del sistema digestivo. Una tercera intervención utilizó muffins que coincidían con las almendras en términos de contenido de fibra, proteína y grasa.

Los investigadorees comprobaron que tras la digestión, aproximadamente el 20% de las calorías relacionadas con la grasa de las almendras no se absorbían en el tracto digestivo. Esto significa que las calorías consumidas asociadas a las almendras no coincidían con la cantidad de calorías que realmente se absorbieron en el cuerpo. Además, los participantes del estudio no aumentaron de peso a pesar de ingerir más grasas y calorías procedentes de este fruto seco. 

¿Por qué es bueno `activar´ los frutos secos poniéndolos en remojo?

Aunque el análisis fue limitado debido a su modesto número de participantes, estudios previos mostraron hallazgos parecidos, según el autor principal del estudio, John Sievenpiper, del Departamento de Ciencias Nutricionales de la Universidad de Toronto. “Parece haber un problema de bioaccesibilidad con las nueces, como han demostrado otros investigadores”. El científico explica que una caloría etiquetada puede no ser una caloría absorbida, por lo que no es tan cierta la percepción de que los frutos secos deben consumirse con moderación debido a su alto contenido de grasas y calorías.

Muchas personas con colesterol alto tienden a evitar comer frutos secos debido a preocupaciones sobre el contenido de grasa y el aumento de peso. Sin embargo, su consumo podría ser precisamente positivo. “Se ha demostrado que las almendras ayudan a reducir el colesterol y a la salud cardiometabólica”, dice Sievenpiper. “Además, aportan vitaminas, minerales y fitonutrientes, lo que los convierte en una buena opción para una dieta saludable”. ¡Larga vida a las almendras!

Fuente | Eat This, Not That

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.