Salud

Tres normas que debe cumplir un fruto seco para ser sano

Tres normas que debe cumplir un fruto seco para ser sano

Los frutos secos son una de las grandes incógnitas en el mundo de la alimentación para muchas personas. La pregunta es ¿son sanos realmente los frutos secos?

Lo primero es entender que en realidad son granos, semillas o frutas con alto contenido graso y poca agua. En general, se recomienda tomar una pequeña cantidad diaria por los beneficios que otorga al sistema circulatorio y por ser una fuente de energía especialmente sana.

Las grasas de los frutos secos son saludables, de las que ayudan a prevenir problemas circulatorios e incluso pueden disminuir el colesterol dañino. Pero esto no ocurre con todos los frutos secos que se pueden comprar en los supermercados.

5 grandes beneficios de incorporar frutos secos a tu dieta

Dependiendo de cuáles sean, los frutos secos, son altos en contenido de vitaminas o minerales, por ejemplo las nueces. Además ayudan al aparato digestivo por su alto contenido de fibra y a los músculos por ser una fuente muy fiable de proteínas.

El único fruto seco que habitualmente se toma y que tiene muchos hidratos de carbono es la castaña. Muy habitual en algunas poblaciones, hubo quien pudo alimentarse en gran medida de ellas en el pasado.

En general las calorías de los frutos secos son mínimas, pero hay que saber elegir cuáles se toman. Si vas a comprarlos en un supermercado sigue estas tres directrices: sin sal, con cáscara y sin tostar. Cualquier cambio sobre esas tres normas será perjudicial para ti y transformará los frutos en secos en un alimento no recomendable para tu salud.

*Artículo original publicado por Ekaitz Ortega en Computerhoy.com

Te recomendamos

Sobre el autor

ComputerHoy.com