Salud

Tahini: qué es, cómo hacerlo en casa y beneficios para la salud

Tahini: qué es, cómo hacerlo en casa y beneficios para la salud

Seguramente te suene del hummus, pero lo cierto es que el tahini es un ingrediente increíblemente versátil y beneficioso para la salud. Repasamos sus ventajas y te contamos lo fácil que es hacerlo en casa.

De un tiempo a esta parte, encontrar tahini en los supermercados y grandes superficies es muy sencillo. Este ingrediente, clave para preparar hummus y muchos otros platos de cocina árabe, se trata de pasta de semillas de sésamo molidas. Sirve como base para numerosos aliños y salsas y también puede usarse como sustituto del aceite en múltiples recetas.

Esta especia te ayuda a conservar músculo con la edad

Hacer tahini en casa es sumamente fácil: tal y como explican desde el blog Danza de Fogones tan solo precisas semillas de sésamo y de forma opcional, aceite y sal. Puedes emplear las semillas de sésamo crudas, blancas y sin cáscara, cocinarlas a fuego medio en una sartén durante cinco minutos hasta que se doren ligeramente y a continuación dejar que enfríen y batirlas hasta que se forme una pasta. Incorpora un poco de aceite para que la crema resultante se vuelva más cremosa.

El tahini casero dura al menos entre uno y seis meses en la nevera. Es habitual que a bajas temperaturas se forme una capa superior de aceite en la superficie, que basta con remover antes de utilizarlo. ¿Y qué beneficios tiene esta pasta para tu salud? Quédate a saberlo.

5 beneficios del tahini para tu salud

En primer lugar, el tahini tiene como ingrediente único o primordial el sésamo, una semilla rica en grasas monoinsaturadas y vitaminas B saludables para el corazón. El sésamo también es muy rico en fibra, contiene compuestos vegetales que reducen el colesterol, suministra 5 gramos de proteína vegetal por cada 3 cucharadas, tiene minerales como hierro, calcio, cobre y selenio, este último clave para tu tiroides. Destacamos algunas ventajas y estudios acerca del consumo de tahini:

  • Protege tus órganos renales: Hay ciertos compuestos en el tahini que pueden ayudar a mantener seguros el hígado y los riñones. Un estudio a pequeña escala de 2018 que siguió a 46 personas con diabetes tipo 2 reveló que, después de 90 días, los que consumían aceite de sésamo habían mejorado la función renal y hepática en comparación con los que no lo hacían.
  • Ayuda a tu salud cardiovascular: Las semillas de sésamo son ricas en unos polifenoles llamados lignanos que ayudan a proteger su cuerpo del daño de los radicales libres y también reducen el riesgo de algunas enfermedades. Son antioxidantes clave para el corazón.
  • Permite regular tu peso: Por sí solo, el tahini proporciona una buena fuente de fibra, proteínas y grasas saludables, todo lo cual te permite sentirse satisfecho e incrementar la sensación de saciedad. También es excelente para realizar aderezos cremosos y saludables que ayuden a hacer una adecuada digestión y te llenen de energía.
  • Rica fuente vegetal de calcio: Además de su alta concentración en fibra, proteínas y grasas insaturadas saludables para el corazón, el tahini está cargado de calcio, que es importante para desarrollar y mantener huesos fuertes. Además también contiene otros dos minerales clave para la salud ósea, el fósforo y el manganeso. 
  • Previene el cáncer: La inflamación crónica, con el tiempo, puede alterar el ADN y, como resultado, provocar cáncer, según el Instituto Nacional del Cáncer. La investigación muestra que dos de los principales antioxidantes de las semillas de sésamo, llamados sesamina y sesamol, tienen propiedades anticancerígenas. Más específicamente, se cree que ambos antioxidantes aceleran la muerte de las células cancerosas además de ralentizar la tasa de crecimiento tumoral.

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.