Salud

Señales de alarma de que deberías moverte más y hacer ejercicio

Señales de tu cuerpo que indican que deberías moverte más

Estas son algunas señales de tu cuerpo que indican que deberías moverte más y hacer más ejercicio. Presta especial atención a ellas, especialmente en estos tiempos de confinamiento, donde podemos ser más proclives al sedentarismo.

En estos días de reclusión en casa debido al estado de alarma por el coronavirus muchas personas han parado de hacer deporte: no pueden salir a caminar, acudir al gimnasio, ir a una de sus clases, correr, patinar, nadar y otras tantas cosas. Sin embargo, es importante realizar actividad física a diario en casa. Con tu cuerpo basta, y puedes ayudarte de la inestimable colaboración de apps especializadas o canales de YouTube gratuitos

Los 10 mejores canales de Youtube para aprender y practicar yoga

¿Qué signos alertan de que estás llevando una vida demasiado sedentaria y que deberías moverte más? Repasamos varios de ellos en base a la evidencia científica y te instamos a prestar atención para que no sea demasiado tarde. Recuerda que hacer deporte propicia que segregues endorfinas y serotonina, te ayuda a dormir bien, combate la ansiedad, prolonga la esperanza de vida, previene enfermedades y genera un gran bienestar en tu mente y cuerpo.

Signos que alertan de que deberías moverte más

  • Descansas mal por las noches: Cuando haces ejercicio regularmente liberas energía, te cansas y te resulta más sencillo conciliar el sueño. Un estudio publicado en Advances in Preventive Medicine analizó la relación entre el sueño y el ejercicio y descubrió que “la actividad física promueve una mejor calidad y eficiencia del sueño”. Cuando haces ejercicio durante el día, tu calidad y la cantidad de sueño profundo que obtienes mejora.
  • Presión arterial alta: Fortalecer tu corazón es la mejor manera de controlar la presión arterial y eso es precisamente lo que hace el ejercicio.Volverse más activo puede reducir la presión arterial sistólica. Se recomienda realizar media hora de deporte diaria.
  • Dolores de espalda baja: Si te duelen las lumbares es un posible síntoma de pasar demasiadas horas al día en la cama y en el sofá. Un estudio publicado en JAMA Internal Medicine analizó las causas del dolor lumbar: en la mayoría de los casos el culpable fue la falta de ejercicio. “La evidencia actual sugiere que el ejercicio solo o en combinación con la educación es eficaz para prevenir el dolor lumbar”.
  • Siempre tienes hambre: Si tienes un apetito constante pero no está activo, puede deberse a que tu cuerpo produce demasiada grelina. En un estudio publicado en el Journal of Sports Science and Medicines se pidió a algunos participantes varones que hicieran ejercicio mientras que otros permanecieron sedentarios. Se analizaron sus niveles y apetitos de grelina y el estudio encontró que el ejercicio tenía un “efecto positivo en la reducción del apetito que está relacionado con la reducción de las respuestas de grelina acilada con el tiempo”.
  • Cambios de humor: La ira, el mal humor la triusteza inesperada también pueden deberse a la falta de ejercicio. Según Michael W. Otto, profesor de la Universidad de Boston, “por lo general, dentro de los cinco minutos después del ejercicio moderado se obtiene un efecto de mejora del estado de ánimo”. Un estudio publicado en The Primary Care Companion atribuye el ejercicio a la estabilización del estado de ánimo debido al aumento de la circulación sanguínea y “una influencia en el eje hipotalámico-pituitario-adrenal (HPA)”, o la parte de su cerebro que crea su reacción fisiológica al estrés. El ejercicio ayuda a tu cuerpo a mantener la calma y a favorecer las reacciones racionales ante los eventos cotidinaos.
  • Malas digestiones: Si padeces estreñimiento o tus movimientos intestinales son irregulares, el deporte podría aliviar este problema. Según la Escuela de Medicina de Harvard, el colon responde a la estimulación y si no estás haciendo ejercicio, puede derivar en problemas de esta índole.
  • Te falta el aliento tras subir las escaleras: El ejercicio regular mejora la salud cardiovascular, mantiene el corazón fuerte y facilita las tareas diarias de la vida Un estudio publicado en Frontiers in Cardiovascular Medicine encontró que “la actividad física sostenida se asocia con una disminución de los marcadores de inflamación, una mejor salud metabólica, un menor riesgo de insuficiencia cardíaca y una mejor supervivencia general”.
  • Padeces estrés: Mover tu cuerpo a diario ayuda a lidiar con el estrés. Según la Escuela de Medicina de Harvard, cuando el cuerpo sufre estrés fisiológico, experimenta síntomas físicos, que incluyen tensión muscular, dolores de cabeza, dolor de cuello, una mandíbula apretada y opresión en el pecho. Hacer deporte disminuye los síntomas y genera sensación de bienestar.
  • Te pones enfermo a menudo: Si llevas todo el invierno resfriado, es posible que tu sistema inmunitario se encuentre frágil. Un estudio publicado en el Journal of Sport and Health Science investigó la relación entre el ejercicio y el sistema inmune, descubriendo que el deporte mejora la actividad de las defensas y la salud metabólica.
  • Articulaciones rígidas: Desde la Clínica Mayo aconsejan que los pacientes con artritis realicen ejercicio de intensidad baja a moderada para mejorar la rigidez articular. Hacer ejercicio fortalece la musculatura alrededor de huesos y articulaciones.
  • Falta de concentración: Procrastinación, niebla mental, bajo rendimiento y escasa concentración también son señales de alerta de que deberías concentrarte más. Según John J. Ratey de la Escuela de Medicina de Harvard “el ejercicio aeróbico remodela físicamente el cerebro para lograr el máximo rendimiento en todos los frentes”.
  • Ansiedad: Palmas sudorosas, corazón acelerado, sensación constante de muerte inminente . Si últimamente ha experimentado episodios de ansiedad con mayor frecuencia, podría deberse -en parte- a la falta de movimiento. El ejercicio sirve para liberar energía, generar endorfinas y mejorar tu ánimo. e endorfinas y mejora el estado de ánimo. Según la Asociación de Ansiedad y Depresión de América,”una sesión de ejercicio vigorosa puede ayudar a aliviar los síntomas durante horas, y un horario regular puede reducirlos significativamente con el tiempo”.
  • Piel opaca: El deporte aumenta el flujo sanguíneo a la piel, lo que desacelera el proceso de envejecimiento de la piel. Este aumento del flujo sanguíneo también proporciona nutrientes y oxígeno a las células de la piel, brindando brillo.
  • Postura encorvada: Si no te sientas derecho también podría deberse a la falta de ejercicio y a pasar muchas horas tumbado y sentado frente al ordenador, de forma que tu columna vertebral no está alineada y tus músculos absominales débiles conducen a un desequilibrio postural.

Fuente | Eat This, Not That

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.