Salud

Resuelto el misterio de la muerte repentina de los elefantes en Botswana

elefantes botswana

El principal quebradero de cabeza de los conservacionistas de Botswana durante este año fue la aparición de más de tres centenares de elefantes muertos de forma súbita y misteriosa. Por fin se ha podido resolver el misterio.

Este verano sacábamos a relucir el extraño caso de decenas de elefantes en Botswana que aparecieron muertos boca abajo sin que la comunidad científica encontrase explicación.Dos vuelos sobre el Okavango Panhandle, un exuberante delta de un río, confirmaron que unos 356 elefantes habían muerto misteriosamente, descartándose la posibilidad de señalar como culpables a los frecuentes cazadores furtivos, ya que todos los colmillos estaban intactos. Para más inri, las restricciones y problemas ocasionados por la pandemia de coronavirus obstaculizaron la investigación.

“Los elefantes comezaron a morir en grandes cantidades a principios de mayo y el gobierno normalmente respondería en unos días a un evento de esta escala”, dijo el director del grupo de conservación National Park Rescue, Mark Hiley, a la agencia Associated Press el pasado mes de julio. “Sin embargo, aquí estamos, meses después, sin completar las pruebas y sin más información de la que teníamos al principio”.

El problema fue de tal envergadura que fue considerado uno de los mayores desastres que ha afectado a los elefantes este siglo, pero por fin se ha podido encontrar solución a tan desolador misterio. Más de dos meses después, las investigaciones revelan que las misteriosas muertes fueron causadas por cianobacterias, algas microscópicas tóxicas que se encuentran en cuerpos más grandes de agua azul verdosa, según ha informado la BBC.

Así es cómo te afecta negativamente la contaminación lumínica (y a los animales)

Las cianobacterias, conocidas también por los nombres de algas verdeazules, verde-azuladas o cloroxibacterias, debido tanto a la presencia de pigmentos clorofílicos que le confieren ese tono característico, como a su similitud con la morfología y el funcionamiento de las algas, se caracterizan por tener una longitud muy superior a la de la mayoría de las otras bacterias.

Estos microorganismos pueden crecer naturalmente en agua estancada y aumentar su escala con el tiempo, un fenómeno cada vez más común debido al cambio climático. “Nuestras últimas pruebas han detectado que las neurotoxinas cianobacterianas son la causa de las muertes”, reveló Mmadi Ruben, el oficial veterinario principal del Departamento de Vida Silvestre y Parques Nacionales. Los charcos se secaron a finales de junio.

Aunque se sabe que esos cientos de elefantes murieron repentinamente debido a la neurotoxina, quedan muchas preguntas sobre la mesa, como por qué solamente afectó a estos y no a otros animales y el motivo por el que solamente aconteció en dicha área geográfica de África.

Fuente | Futurism

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.